Declara Congreso constitucionalidad de Guardia Nacional

Va al Ejecutivo para su promulgación y publicación

- Publicidad -

Este jueves, la Cámara de Diputados y de Senadores emitieron la declaratoria de constitucionalidad de la Guardia Nacional, con lo que pasó al Ejecutivo para su promulgación y eventual publicación.

Por la mañana, cerca de las 11:40 horas, la Cámara Baja declaró la constitucionalidad de la reforma y la turnó al Senado de la República.

La Cámara Alta hizo lo propio y, después del mediodía, en medio de aplausos, el presidente de la Mesa Directiva, Martí Batres, leyó la declaratoria de reforma constitucional visto el respaldo aprobatorio de cada uno de los 31 Congresos estatales y el de la Ciudad de México.

“Se da fe de los votos emitidos por cada Congreso de los estados y de la Ciudad de México”, leyó Batres Guadarrama.

Ahora el Ejecutivo deberá promulgarla y publicarla y el Congreso de la Unión tendrá la responsabilidad de expedir las leyes secundarias de la nueva corporación en un plazo de 60 días naturales a partir de la entrada en vigor del decreto.

Asimismo, deberá emitir, en un plazo de 90 días naturales desde que entre en vigor el decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF), las normatividades secundarias que reglamenten el uso de la fuerza y sobre el registro de detenciones.

Cabe destacar que las reformas fueron avaladas por las dos Cámaras por unanimidad y, en tan solo 13 días, las legislaturas de los 31 estados y de la Ciudad de México las ratificaron.

La nueva institución policial será de carácter civil, aunque integrada inicialmente por elementos de las policías Militar, Naval y Federal.

La Guardia Nacional tendrá las funciones de salvaguardar la vida, las libertades, la integridad y el patrimonio de las personas, así como de contribuir a la generación y preservación del orden público y la paz social.

De acuerdo con las disposiciones transitorias, “durante los cinco años siguientes a la entrada en vigor del decreto y en tanto la Guardia Nacional desarrolla su estructura, capacidades e implantación territorial, el presidente de la República podrá disponer de la Fuerza Armada permanente en tareas de seguridad pública de manera extraordinaria, regulada, fiscalizada, subordinada y complementaria”.

(Con información de Milenio y Excélsior)

Comentarios