Cuñado de Carlos Salinas reclama 5.6 mmdp de pesos a Sinaloa

El pariente, de quien según López Obrador, es el jefe de la Mafia del Poder, pide ser indemnizado por la cancelación de un hospital

Mario López Valdez, exgobernador de Sinaloa. (Imagen de archivo)
- Publicidad -

El empresario Hipólito Gerard, presidente de Grupo GIA+A, y cuñado de Carlos Salinas de Gortari, quien fuera Presidente de México de 1988 a 1994, exige al gobierno de Sinaloa una indemnización de 5 mil 600 millones de pesos.

Reclama la cancelación de una Asociación Pública Privada (APP) para la construcción del Hospital General de Mazatlán que inició en 2014.

En febrero de 2018, la empresa constructora demandó al gobierno estatal, y un juez de la Ciudad de México les concedió la razón.

Sin embargo, un tribunal revocó tal sentencia y ahora se encuentra en manos de un tribunal colegiado.

El problema inició en la administración pasada, cuando Mario López Valdez era gobernador y Ernesto Echeverría Aispuro, secretario de Salud, y se canceló el proyecto de la obra del nosocomio.

López Valdez confiaba en que el Congreso local le autorizara comprometer los recursos del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas durante 23 años, y de esa forma contratar los servicios de los hospitales generales de Culiacán y Mazatlán.

Pero era necesario hacer modificaciones a la ley, que permitiera hacer contrataciones a través de contratos público-privados.

Para ello, el estado debería pagar 239 millones de pesos anuales, lo cual haría que se pagara, en 23 años y 6 meses, un total de 5 mil 616 millones de pesos por la construcción, mantenimiento y el servicio médico.

Sin embargo, tras una serie de foros, debates, demandas de otras empresas que acusaban licitaciones amañadas, opiniones de expertos a favor y en contra, además de posicionamientos de partidos políticos, las reformas del Ejecutivo no se aprobaron en el Congreso.

De esta forma, se cancelaron las licitaciones e iniciaron los juicios de indemnización de parte de la empresa de Hipólito Gerard.

Otra de las APP cancelada fue la del Hospital general de Culiacán, que había sido asignada a la empresa Prodemex, del empresario Olegario Vázquez Aldir.

(Con información de Reforma)

Comentarios