“Creadores de hits”, Derek Thompson

La ciencia de la popularidad en la era de la distracción

- Publicidad -

Los grandes hits no surgen de la nada, no se vuelven “virales” a partir de su mera calidad y la publicidad de boca en boca.

Detrás de cada éxito hay una historia secreta de poder, influencia, sistemas de transmisión y admiradores apasionados. Y aun las ideas más brillantes mueren si no logran conectar con el público indicado.

Derek Thompson revela en este libro que los productos e ideas que alcanzan extraordinaria popularidad y éxito comercial en la cultura pop y los medios suelen ajustarse a ciertas reglas: la psicología de por qué a la gente le gusta lo que le gusta, las redes sociales a través de las cuales se difunden ideas, así como la economía de los mercados culturales, mismos que moldean nuestras vidas de manera insospechada.

Afirma que los productos cambian y las modas ascienden y colapsan. Pero la arquitectura de la mente humana es antigua, y la mayoría de las necesidades humanas más básicas son eternas.

Derek Thompson responde por medio de las historias compiladas a dos preguntas claves para convertir en éxito una idea o producto:

1.- ¿Cuál es el secreto para crear productos que le gusten a la gente –música, películas, televisión, libros, juegos, apps y más allá- en el vasto panorama de la cultura?

2.- ¿Por qué algunos productos fracasan en estos mercados mientras otros con ideas similares se vuelven populares y se convierten en éxitos masivos?

El autor muestra en Creadores de hits que la originalidad no basta, que el buen gusto indiscutible no existe y que la combinación de circunstancias favorables, la empatía con las necesidades de la gente y el poder de capturar su atención son tan importantes como la perseverancia y el talento de los creadores.

Derek Thompson es editor de The Atlantic, donde escribe sobre economía y medios de comunicación. Colabora regularmente en radio y televisión. Fue incluido en las listas de “30 menores de 30” de las revistas Inc. y Forbes. Actualmente vive en la ciudad de Nueva York.

Comentarios