Corte da la razón a Corral; Federación deberá regresar a mesas de seguridad

Javier Corral, gobernador de Chihuahua. (Imagen de archivo)
- Publicidad -

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvió hoy que el gobierno federal tiene que retomar las tareas de coordinación de seguridad pública con el de Chihuahua, las cuales fueron interrumpidas a finales de septiembre por el conflicto de entrega de agua a Estados Unidos.

La Corte concede una suspensión en la controversia promovida por el gobernador Javier Corral, quien impugnó las órdenes verbales del entonces encargado de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana (SSPC), Ricardo Mejía Berdeja, para abandonar las mesas en las que participaban mandos federales y estatales.

De tal manera que las autoridades federales deberán regresar a las sesiones de la Mesa de Coordinación para la Construcción de Paz y Seguridad de Chihuahua.

Las autoridades federales que dejaron de asistir a las mesas el 23 de septiembre pasado incluyen al delegado estatal de la SSPC; el comandante de Zona Militar; el coordinador estatal de la Guardia Nacional; el delegado de Programas de Desarrollo Social y los jefes de estación del Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

Por unanimidad, los ministros declararon fundado un recurso de reclamación de Chihuahua para impugnar la negativa original de suspensión, dictada el 17 de noviembre por la ministra Yasmín Esquivel (propuesta para el cargo por López Obrador), quien sostuvo que una orden inmediata para retomar la coordinación, implicaría darle la razón por adelantado a Chihuahua en su argumento de que la actuación del gobierno federal fue inconstitucional.

Esquivel no participó en la sesión de hoy, pero los otros cuatro ministros de la segunda sala determinaron que esperar varios meses a que la Corte resuelva el fondo de la controversia sin que las autoridades reanuden la coordinación, puede provocar daños irreparables.

El fallo señala que de esperar se podría “afectar la eficacia y operatividad de las estrategias y políticas tendientes a combatir el crimen, la violencia y, en general, todas aquellas cuestiones que afectan la seguridad y la paz de las personas”.

El 25 de septiembre, Mejía Berdeja se presentó en la Mañanera de López Obrador para acusar a Corral de una campaña contra la Guardia Nacional luego de los disturbios en la presa La Boquilla.

Chihuahua respondió denunciando a Mejía ante la Secretaría de la Función Pública por uso abusivo de atribuciones y facultades, y acusó que el gobierno federal puso en juego la seguridad de los chihuahuenses al retirarse de las mesas de manera “unilateral, arbitraria e ilegal”.

(Con información de Reforma)

Comentarios