Corral acusa que Federación dejó mesa de seguridad en represalia por críticas sobre el agua

Se pregunta ¿cómo pueden decir que son diferentes?, pues lo que hace la actual administración es “exactamente lo que nos hizo Peña Nieto; en represalia por nuestra lucha contra la corrupción, nos retiró el apoyo del Ejército y la Policía Federal”

Alfonso Durazo, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, y Javier Corral, gobernador de Chihuahua. (Imagen de archivo)
- Publicidad -

El gobernador de Chihuahua, Javier Corral dijo que el gobierno federal abandonó las mesas de seguridad en la entidad, debido a las críticas en contra de la presencia de las fuerzas federales en las presas, tras el conflicto del agua en la zona.

En su cuenta de Twitter, el mandatario dijo que el titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, le informó que ahora las fuerzas federales se reunirán diariamente sin la presencia de algún representante estatal.

De acuerdo con Corral, el motivo que dio Durazo fue “las críticas del gobierno del estado a su participación en la custodia de diversas instalaciones cuya custodia es su responsabilidad constitucional, dado su carácter estratégico, generan un ambiente de confrontación que queremos evitar hasta donde sea posible”.

Por lo que se le comunicó al Ejecutivo estatal que después de haber dejado de asistir por dos semanas consecutivas los representantes de las fuerzas federales, abandonan la coordinación en materia de seguridad pública con el gobierno estatal.

El panista dijo que “el pacto federal se sostiene como acuerdo de colaboración recíproca, y cobra mayor relevancia en la materia más importante del Estado que es la salvaguarda de vidas y la integridad de las personas: lo que constituye ni más ni menos que la Seguridad Pública”.

Por lo que considera que es una decisión que muestra “un talante autoritario y vengativo contra el pueblo de Chihuahua, a quien finalmente se perjudica”, pues se usa la seguridad “como un mecanismo de represalia”.

Además, asegura que al romperse el pacto básico, la federación pierde su sentido “y eso es lo que cada vez más” va envileciendo a López Obrador, no solo en una ”concentración muy peligrosa de poder y recursos, sino del uso de los instrumentos del estado para vulnerar a quienes nos le oponemos”.

Recientemente las presas del estado han sido escenario de diversas protestas realizadas por campesinos que señalan que la entrega de agua a EEUU los dejaría sin el recurso suficiente para sus ciclos de cultivo, sobre todo en la sequía atípica que afirman se presenta actualmente.

El martes 8 de septiembre los agricultores se enfrentaron a personal de la Guardia Nacional en la presa La Boquilla, y obligaron a los oficiales a retirarse de la zona y se reportó la muerte de una mujer por herida de bala, disparada por las fuerzas federales.

(Con información de Milenio)

Comentarios