Contradicen autoridades a Global Air

Luego de que culparan a los pilotos del accidente que dejó más de un centenar de muertos en Cuba, la empresa aeronáutica arremetió contra las autoridades mexicanas

AFP PHOTO / STR
- Publicidad -

La aerolínea mexicana Global Air, propietaria del avión accidentado en La Habana que dejó más de un centenar de muertos en mayo pasado, difundió este lunes que el accidente se debió a una falla humana de los pilotos, que despegaron con “un ángulo de ascenso muy pronunciado”.

Tan pronto como propagaron la información, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) salió a declarar que la investigación todavía no había concluido.

Y, además, aseguró que el Instituto de Aviación Civil de Cuba es la única institución que puede determinar las causas del accidente. 

Por su parte, Manuel Rodríguez, director general de Global Air, acusó a través de un comunicado que las autoridades mexicanas suspendieron las actividades de su empresa tras el accidente de manera “ilegal” y motivadas por la “incompetencia y mala fe” de cuatro funcionarios y dos extrabajadores.

Un antiguo piloto y un exsobrecargo de la compañía denunciaron que las condiciones en las que volaba la compañía eran “absolutamente inseguras”.

“Posteriormente a estas declaraciones, la autoridad aeronáutica manda suspender las actividades de la compañía sin saber las causas del accidente, pero con las declaraciones histriónicas y mediáticas de los dos exempleados, posiblemente buscando un beneficio oculto”, dijo al respecto Rodríguez.

El director de la compañía también consideró que la autoridad aeronáutica tiene serias deficiencias de personal, “sin experiencia o trabajan bajo consigna para encontrar presuntas irregularidades y con ello sustentar su ilegal proceder”.

Por su parte, la SCT se limitó a responder que, contrario a las declaraciones de Global Air, el proceso de suspensión se realizó de acuerdo a la legislación vigente.

La aeronave accidentada, propiedad de Global Air y operada por Cubana de Aviación, cubría la ruta nacional entre La Habana y Holguín, una provincia a casi 700 kilómetros de la capital en la que residían 67 de las 112 víctimas.

(Con información de El Universal y El País)

Comentarios