Continúa la polémica por la administración de recursos para la reconstrucción de la CDMX

- Publicidad -

La asignación de los recursos para la reconstrucción de la Ciudad de México tras el terremoto del pasado 19 de septiembre, sigue en suspenso.

Este martes, se celebró la séptima sesión de la Comisión de Reconstrucción y, ahí, el comisionado Mauricio Merino comentó su inconformidad con la Asamblea y la Secretaría de Finanzas, porque hasta el momento no se les ha informado sobre el destino de los recursos de la reconstrucción ni quiénes han sido los beneficiados.

“La polémica es con el decreto (de presupuesto de egresos) de la Asamblea de que los recursos serán aprobados por los diputados. Hay una preocupación por parte de la Comisión por el conflicto sobre la forma de cómo se han usado los recursos. No hay datos de cómo se ha usado el dinero”, señaló el doctor Merino.

Merino Huerta puso en duda la funcionalidad de la Comisión de Reconstrucción, toda vez que se pretende que la Asamblea Legislativa sea quien decida el uso de los recursos para atender los daños tras el terremoto.

Incluso, aseguró que está contemplando su salida de dicho organismo.

“Estoy valorando mi salida en la medida de que no tenga sentido participar en la Comisión. Esta Comisión se crea por decreto del Gobierno local, tiene por ley la función de asesorar al Gobierno local, no al Legislativo”, dijo.

Respecto a las resoluciones de la séptima reunión de la comisión, la Secretaría de Desarrollo Social (Sedeso) presentó los resultados del censo realizado desde el 22 de enero hasta el 9 de febrero de este año, en el que se realizaron 5 mil 714 entrevistas a damnificados en las 16 delegaciones de la capital.

De ahí se desprende que más de 65 por ciento de los afectados por el sismo del 19 de septiembre son mujeres; en 65.7 por ciento de los hogares dañados solo una persona aporta al gasto y 72.9 por ciento percibe de 2 mil a 10 mil pesos mensuales.

Además, destaca que aunque 64.4 por ciento de los entrevistados sí tienen un dictamen estructural, la tercera parte de esta población no se siente segura en su vivienda.

(Con información de El Universal)

Comentarios