Continúa disputa en Morena por dirigencia del partido

Sustituyen en Congreso Extraordinario a Yeidckol Polevnsky por el diputado Alfonso Ramírez Cuéllar

Alfonso Ramírez Cuéllar, fue elegido presidente provisional del Movimiento Regeneración Nacional (MORENA)
- Publicidad -

Las disputas continúan al interior de Morena.

Este domingo, Bertha Luján y Héctor Díaz-Polanco convocaron a un Congreso Nacional Extraordinario (cuya convocatoria había sido invalidada por el Tribunal Electoral federal) en el que determinaron que el diputado federal Alfonso Ramírez Cuéllar sea el presidente provisional del partido con la encomienda de conducir, en un plazo de cuatro meses, el proceso para renovar la dirigencia que tenía Yeidckol Polevnsky.

De igual forma, se designó a otros ocho Secretarios del Comité Ejecutivo Nacional.

En el Congreso participaron 1 mil 310 congresistas procedentes de 27 estados, y se acordó que en el proceso electivo podrán participar los militantes inscritos en el padrón con corte a agosto de 2019.

Los participantes rechazaron, a mano alzada, usar el método de encuesta para definir a quien será su próximo dirigente, tal como lo había propuesto el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Ramírez Cuéllar se asumió como nuevo dirigente y adelantó que invitará a Yeidckol Polevnsky y al propio López Obrador a sumarse a las medidas que tomará al frente del organismo político.

En tanto, Polevnsky publicó ayer en Twitter una serie de mensajes y videos aludiendo al proceso que consideró ilegal.

Aseguró que continuará trabajando apegada a la ley y a la instrucción que sobre la renovación de la dirigencia del partido dio el Tribunal Electoral.

Esta mañana el Presidente López Obrador se lavó las manos de lo que ocurre en Morena.

Dijo que ya no le corresponde intervenir y que todos los partidos deben recurrir a la vía democrática para dirimir sus diferencias.

“A ver, ¿cuál es la línea para nombrar a los dirigentes de los partidos? La línea es que no hay línea, que se resuelva de manera democrática”, expuso el Mandatario en su conferencia de prensa matutina.

“Antes, el Presidente era el jefe del partido que lo llevaba a la Presidencia y él decidía quién iba a dirigir el partido, eso ya no, no me ocupo de eso, represento a todos los ciudadanos de todos los partidos”, añadió el tabasqueño. 

“No soy jefe de partido, ni jefe de grupo, ni jefe de camarilla, me gustaría no solo ser Jefe de Estado, sino ser Jefe de Nación, pero no meterme en eso. Sí hablar con todos”.

(Con información de El Universal)

Comentarios