Confirman espionaje a panistas

No solamente a periodistas y activistas, sino también smartphones de rivales políticos del gobierno priista contendrían restos del malware.

- Publicidad -

Citizen Lab, el laboratorio canadiense de la Universidad de Toronto, reveló nuevos casos de teléfonos infectados con el programa de espionaje de Pegasus cuyo uso se presume que es exclusivo del gobierno.

Sin embargo, esta vez no se trata de periodistas ni de defensores de derechos humanos, sino de los propios rivales políticos del Gobierno, en específico Ricardo Anaya, presidente del PAN, así como el senador blanquiazul Roberto Gil y el vocero del Comité Ejecutivo Nacional panista, Fernando Rodríguez Doval.

Desde que se reveló el pasado 19 de junio a través de un reportaje en el New York Times que diversos periodistas, activistas y defensores en México habrían tenido sus celulares intervenidos por Pegasus, más personajes públicos han acudido a Citizen Lab para que se investiguen mensajes sospechosos que han recibido en los últimos meses.

Hoy la investigadora de la Universidad de Toronto ha podido determinar que los celulares de los tres panistas fueron infectados por el programa desarrollado por la compañía israelita NSO Group, aunque aseguran que no saben las razones resaltan que durante el periodo en que se recibieron, la legislación anticorrupción estaba siendo discutida en el Congreso.

“Después de analizar los mensajes que compartieron con nosotros, hemos podido confirmar que algunos de estos mensajes contienen enlaces que apuntan a la infraestructura de NSO Group”, señala Citizen Lab.

Ahora el laboratorio canadiense agrega una nueva categoría a los objetivos de espionaje de Pegasus para incluir a los propios políticos mexicanos, que recibieron mensajes con supuestas noticias falsas para que cayeran en la trampa y se pudieran infectar sus smartphones.

En total, los tres miembros del PAN recibieron cinco mensajes, los cuales ya fueron condenados por el propio Ricardo Anaya al comprobarse que fueron usados para poder espiarlo.

“Es inaceptable que el teléfono de integrantes del PAN, haya pretendido ser infectado por un programa cuya licencia sólo puede adquirir el gobierno para combatir la delincuencia organizada”, lamentó el dirigente.

A través de un comunicado advirtió que su partido llevará el caso hasta las últimas consecuencias y no descansará “hasta que los responsables renuncien a sus cargos, sean procesados y encarcelados”.

Comentarios