Conapred pide al Congreso evitar grito homofóbico

Las finas señoras que dedicaron el “eeeeh puto” a un compañero legislador deberán abstenerse de volverlo hacer y reservarlo mejor para, si así lo quieren, aplicarlo en sus moradas, ¡cuando estén solas!

- Publicidad -

El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) demandó a legisladores evitar reproducir durante su labor prejuicios y estereotipos, como la expresión  “Eeeeh, puto”.

Esto después de que en la discusión del Presupuesto de Egresos 2018, las diputadas del PRI Arlete Mólgora Glover, Himelda Félix Niebla, Rocío Montoya Díaz y Jasmine Bugarín Rodríguez lanzaran el grito a Ariel Juárez de Morena, quien en el Pleno llamó corrupto a César Camacho.

El Conapred lamenta que este grito que refleja una calificación negativa, homofóbica y machista, se produzca en el Congreso.

“El grito de ‘eeeeh, puto’ es expresión de desprecio, de rechazo y no es descripción ni expresión neutra; es una calificación negativa que estigmatiza pues homologa la condición homosexual con cobardía.

El sentido con el que se da este grito colectivo en los estadios no es inocuo; refleja la homofobia, el machismo y la misoginia que privan aún en nuestra sociedad. Por eso resulta doblemente gravoso que este grito homofóbico se traslade del estadio al Congreso de la Unión, espacio público por excelencia de un sistema democrático que, por tanto, está llamado a guardar la máxima aspiración incluyente”, señala un comunicado del Conapred.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos también establece que las violaciones al derecho a la no discriminación son particularmente graves cuando provienen de un servidor público.

“Las limitaciones al derecho a la libertad de expresión deben ser mayores para las personas servidoras públicas, pues tienen la obligación de no aumentar la vulnerabilidad de los grupos o personas que se encuentran en situación de discriminación”, refiere el organismo.

Comentarios