Comparecen (ahora sí) funcionarios federales ante el Congreso por estrategia antihuachicol

Santiago Nieto, titular de la Unidad de Investigación Financiera de la SHCP,y Octavio Romero Oropeza, titular de Pemex
- Publicidad -

La Tercera Comisión de Trabajo de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión se reunió este lunes con funcionarios del Gobierno federal quienes dieron algunos detalles de la estrategia contra el huachicol emprendida por la actual Administración.

Por parte de la Secretaría de Hacienda (SHCP), el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) Santiago Nieto detalló que hasta el momento las autoridades han detenido a 558 personas y abierto 2 mil 286 carpetas de investigación en el marco del plan contra el robo de hidrocarburos.

“Son 558 personas detenidas. Estamos hablando de 4 mil 482 efectivos que han estado haciendo los procesos de integración de carpetas de investigación, y de las 2 mil 286 carpetas de investigación del 01 de diciembre para acá, se han judicializado 102”, dijo el funcionario frente a diputados y senadores.

El titular de la UIF también informó que se han presentado siete denuncias y que este martes se presentarán tres más ante la Fiscalía General de la República (FGR). El objetivo es que el Ministerio Público federal pueda determinar el aseguramiento de bienes y otros instrumentos.

“Esto incluye a exdiputados, un expresidente municipal, cuatro exfuncionarios de Pemex, y quiero decir que esto es resultado del proceso del sistema y de la base de datos de la UIF”, dijo.

Nieto Castillo dio una explicación del proceso que sigue la Unidad a su cargo para dar seguimiento al huachicoleo: revisa movimientos de más de 10 mil dólares en el sistema bancario y compara las ventas de gasolina contra el combustible comprado por empresas.

Así, indicó, las autoridades identificaron a 11 sujetos con movimientos bancarios inusuales entre 2016 y 2017, cuyas cuentas fueron bloqueadas por su posible relación con actos de lavado de dinero.

Además, la UIF detectó que aproximadamente 40 mil millones de pesos habían sido reportados por bancos por su posible vinculación con el mismo ilícito y, de ese monto, cerca de 10 mil millones de pesos tenían nexos directos con huachicoleo.

Por su parte, la secretaria de Energía, Rocío Nahle, presentó datos sobre la evolución de las tomas clandestinas de combustible desde el año 2000: en 2002, se tenía conocimiento de 180 tomas clandestinas; en 2015, se registraron 6 mil 260 tomas; y para 2018, la cifra creció a 14 mil 894.

Con esas cifras, la funcionaria justificó la estrategia emprendida por el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

“Se tomaron estas medidas al quedar en plena evidencia prácticamente una empresa paralela dedicada a robar y vender en un mercado negro el combustible ilegal, ocasionando un quebranto a las finanzas de Pemex en el país”, declaró Nahle.

La titular de la Sener aseguró que la Administración federal en todo momento veló por la seguridad energética y la continuidad del suministro de combustibles.

Y subrayó que el desabasto se agudizó en las entidades donde hay más violencia Jalisco, Guanajuato y el Estado de México.

“Justamente donde más ataques a los ductos se manifiestan, se estableció una logística para surtir en dichas entidades el producto”.

“En todo momento, la Sener ha velado por la seguridad energética y la continuidad del suministro de combustibles”, dijo.

Por su parte, el director general de Pemex, Octavio Romero, defendió el cierre de las válvulas de ductos, que provocó los problemas de desabasto de combustible.

Romero Oropeza rechazó que se tratara de un acto realizado de manera discrecional y afirmó que se hizo conforme a derecho.

“No se cerraron ductos de manera simplista sino cumpliendo el procedimiento para aplicar cuando hay variaciones de condiciones de operación en el sistema de transporte por ductos, en vigor desde enero de 2014”, explicó. 

El titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Ricardo Sheffield también participó en el encuentro, en el que los legisladores de Morena y hasta los del PRI celebraron la batalla que el Gobierno de López Obrador ha emprendido en contra del huachicol.

Sheffield sostuvo que la dependencia a su cargo no ha detectado ningún aumento en productos que esté vinculado a la problemática con los combustibles en el país.

(Con información de Milenio, ADN y Reforma)

Comentarios