Comisión de Honestidad de Morena ordena reponer elección en el Senado

Martí Batres celebra la resolución y asegura que no volverá a postularse como candidato a presidir nuevamente la Mesa Directiva de la Cámara Alta.

- Publicidad -

La Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena invalidó la elección interna del partido para elegir al candidato a presidir la Mesa Directiva del Senado en sustitución de Martí Batres.

En la votación impulsada por el coordinador parlamentario morenista, Ricardo Monreal, en la que resultó electa la senadora Mónica Fernández, la Comisión Nacional de Honestidad consideró que hubo una injerencia indebida de parte de otras fracciones parlamentarias.

“(La convocatoria) no revistió las formalidades esenciales de todo acto jurídico emanado de una autoridad, para tenerse como debidamente fundada y motivada, lo conducente es declarar su invalidez y como consecuencia revocar todos los actos derivados de la misma”, indica la resolución firmada por Gabriela Rodríguez, Héctor Díaz-Polanco, Adrián Arroyo Legaspi y Víctor Suárez Carrera.

Por ende, la Comisión determina que se realice un nuevo procedimiento para reponer el anterior en el que Monreal permitió la intervención de senadores del PES.

Martí Batres, que fue quien interpuso el recurso ante la Comisión Nacional de Honestidad, fijó al respecto su postura en el marco de la reunión plenaria de los legisladores morenistas, y celebró la determinación tomada.

El senador adelantó que ya no participará en el proceso de elección y aseguró que la decisión tomada es válida pues no obliga al Senado a nada, sino más bien al grupo parlamentario de Regeneración Nacional por lo cual resulta de carácter vinculatorio.

“La elección no fue del Senado, sino del grupo parlamentario de Morena, por lo que sí aplica la resolución de la Comisión de Honor del partido”, refirió el legislador.

“Es una gran victoria de los principios de legalidad y de participación democrática (…) Nuestro movimiento nació luchando contra los fraudes electorales. Incluso, acabamos de plasmar el fraude electoral como delito grave en la Constitución”, añadió Batres Guadarrama, quien sugirió a Monreal Ávila que corrija sus conductas.

“Me quedo con la victoria moral, esta ya es un gran logro. Un logro elevado y fundamental. Estoy satisfecho y contento con la resolución de la Comisión de Honestidad y Justicia (…) Es una batalla por principios y no por cargos”, añadió el senador.

Comentarios