Comienzan cierres de campaña

Meade, cobijado por priistas, y Anaya insistiendo en que castigará a EPN y a toda su comitiva que haya incurrido en actos de corrupción

- Publicidad -

Este fin de semana, Ricardo Anaya, de la coalición Por México al Frente, y José Antonio Meade, de Todos por México, cerraron campañas en ciudades que son bastiones de los partidos que los postulan.

Meade, el candidato “ciudadano”, estuvo en Toluca, cobijado por el gobernador mexiquense Alfredo del Mazo y los exmandatarios estatales César Camacho, Eruviel Ávila y Arturo Montiel.

También, lo acompañaron al menos siete secretario de Estado: el canciller Luis Videgaray y los titulares de Salud, José Narro; de Turismo, Enrique de la Madrid; de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza; de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Rosario Robles; del Trabajo y Previsión Social, Roberto Campa Cifrián y José Antonio González Anaya, actual titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

“Vamos a ganar porque nos vamos a presentar con la frente en alto, corazón en mano y decirles a los ciudadanos que somos un partido que se transforma para transformar, que se transforma para resolver y con esa convicción y con ese ánimo, damos la cara y pedimos su voto”, lanzó Meade Kuribreña desde la principal plaza de la capital mexiquense, en la que según los organizadores, se congregaron alrededor de 40 mil personas para escucharlo.

Por su parte, el panista Ricardo Anaya, estuvo en la Ciudad de México y, al pie del Ángel de la Independencia, reiteró que castigará la corrupción que ha habido en el sexenio de Enrique Peña Nieto.

Más tarde, el abanderado del PAN-PRD-Movimiento Ciudadano, se trasladó a Veracruz, y junto con el candidato a la gubernatura estatal, Miguel Ángel Yunes Márquez, dio un mensaje de cierre de campaña a un costado del malecón del puerto.

Llamó la atención la presencia del gobernador en funciones, Miguel Ángel Yunes Linares, quien fue cuestionado por hacer proselitismo, mientras él aseguraba que era domingo, como tratando de justificar su presencia en el evento.

“Y especialmente quiero agradecer a un hombre al que yo amo y admiro, que debería estar aquí arriba, pero que no está por prudencia y por vocación democrática (…) gracias, pá”, se oyó decir en su discurso al polémico candidato a gobernador.

Andrés Manuel López Obrador, por su parte, estuvo en Querétaro, Jalisco, Guanajuato y San Luis Potosí, desde donde aseguró que no buscará vengarse ni de Carlos Salinas, ni de Diego Fernández de Cevallos.

(Con información de Reforma)

Comentarios