- Publicidad -

El jefe del Despacho del Gobernador de Yucatán, Sergio Vadillo Lora, es señalado de estar involucrado en el diseño de una estrategia junto a las empresas OCME y Servidora Química del Sureste para dañar las calles de Mérida con químicos, con la finalidad de que éstas tuvieran que ser restauradas después.

El Presidente del Comité Directivo Municipal del PAN, en esa ciudad, Jesús Pérez Ballote, aseguró que posee un audio donde uno de los trabajadores del grupo OCME explica a detalle la forma como presuntamente se derramó ácido sulfúrico en las calles de la capital yucateca.

La empresa citada es parte del Registro de Contratistas del Gobierno del Estado hasta el día de hoy, y se afirma que Vadillo Lora tiene relación de ‘compadrazgo’ con ella a través de Raúl Emilio Sánchez, uno de los socios.

“Se trata de una estrategia diseñada por Sergio Vadilla Lora, jefe del Despacho del Gobierno estatal, ligado a los socios de la empresa referida”, aseguró en conferencia de prensa, Pérez Ballote.

Tras denunciar este hecho, los blanquiazules fueron citados a declarar porque dos personas presentaron una denuncia en su contra al aceptar que habían sido amenazados por Acción Nacional, para admitir su culpabilidad en dichos crímenes.

El PAN por su parte ha pedido que se esclarezca el caso, además de que exista imparcialidad política para que se logre separar al titular de la Oficina del Gobernador del cargo.

Hace unos días, se dio a conocer que varios tramos de calles recién pavimentadas resultaron dañadas por el tiradero de una sustancia que prácticamente los desprendió en algunas partes y que ocasionará que se tenga que volver a pavimentarlas.

Autoridades municipales de Mérida, informaron que análisis efectuados por laboratorios privados confirmaron que el agente químico utilizado para producir los daños a la carpeta asfáltica en varios puntos de la ciudad es ácido sulfúrico, el cual provocó una importante afectación de las propiedades del asfalto reduciéndolo, incluso, a un lodo fino color gris.

De comprobarse la acusación, quedaría evidenciada la ambición ilimitada de quienes quieren enriquecerse a costa de los recursos públicos.

(Con información de El Universal)

Comentarios