El CIDE advierte inviabilidad de promesas de campaña

Aseguran que el presupuesto existente no alcanzaría para cumplir los compromisos en materia social que están haciendo los candidatos presidenciales

- Publicidad -

El presupuesto federal sería insuficiente para cumplir las propuestas sociales que están haciendo a diestra y siniestra los candidatos presidenciales.

Los proyectos son tan costosos que resultarían inviables con el presupuesto disponible.

Según el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), el 93 por ciento del presupuesto ya está comprometido en programas ineludibles como pensiones o dinero para estados.

Solo estaría disponible un 7 por ciento, equivalente a 369 mil 579 millones de pesos para cumplir con las promesas de campaña.

El candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, ha propuesto la asignación de becas a universitarios y apoyos a jóvenes que no estudian ni trabajan y requiere 103 mil millones de pesos anuales. Esto equivale al presupuesto de la Sedesol.

Ricardo Anaya, de la coalición Por México Al Frente, ofrece dotar a mexicanos de una renta básica universal.

Si esa renta se estableciera en la mitad del salario mínimo y se dotara a 124 millones de mexicanos, costaría 1.9 billones de pesos, equivalente a 10 puntos porcentuales del PIB o 38 por ciento de todo el presupuesto público.

Si solo se otorga a los desocupados abiertos y a los subocupados, tendría que atender a 5 millones 443 mil 896 personas, que con medio salario mínimo implica un gasto de 86 mil 557 millones de pesos al año, 2 mil millones más que el presupuesto de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

José Antonio Meade, de la coalición Todos Por México, apuesta a su programa Avanzar Contigo, que consiste en conocer a través de encuestas las necesidades de cada ciudadano para darles una atención.

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política Social (Coneval) cuantificó que en 2016 había 21.4 millones de personas por debajo de la línea de bienestar mínimo; es decir, que no tienen para una canasta alimentaria básica, que en marzo de 2018 costaba mil 482 pesos mensuales en zonas urbanas.

Dotarlos con el costo de media canasta básica requiere de 190 mil 288 millones de pesos anuales, 1.5 veces el presupuesto de la Secretaría de Salud.

El director del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), Héctor Villarreal consideró peligrosa la falta de responsabilidad fiscal que conllevan las promesas e incluso advirtió la gravedad de las propuestas de reducir impuestos.

“Todavía se me hacen más peligrosas cuando además hablan de reducir impuestos, cuando el espacio fiscal está súper reducido y no existe un consejo fiscal para vigilar el gasto”, afirmó Villarreal.

(Con información de Reforma)

Comentarios