Cervecera cancelada usaría el 0.2 por ciento del agua de Mexicali

La consulta impulsada por Andrés Manuel López Obrador, que no tuvo mayores controles y donde participó un 2 por ciento de la población de Baja California, canceló la operación de la planta de 1 mil 400 millones de dólares

Mexicali, Baja California, 21 de marzo de 2020.- Fila de ciudadanos durante la jornada donde se realizó la consulta para determinar si se aceptaba o rechazaba la operación de la plana Constellation Brands
- Publicidad -

Tras la consulta popular que se realizó el pasado fin de semana, el Gobierno federal le negaría el abastecimiento de agua que requiere para operar la planta de Constellation Brands en Mexicali.

El reclamo de quienes se oponían a la operación de la planta es que consumiría un porcentaje relevante del agua que requieren los habitantes y el sector agrícola de la región.

Sin embargo la operación de la planta apenas usaría el 0.2 por ciento del líquido que está disponible para el municipio de Mexicali.

Esto se desprende de un estudio de 2018, cuyo responsable es el mismo Gobierno federal, y que fue elaborado por el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA), organismo que pertenece a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales.

De ahí se desprende que Mexicali tiene una asignación total de 2 mil 555 millones de litros cúbicos de agua al año.

Pero el total de líquido que podría utilizar la planta cervecera se ubica en 5.8 millones de metros cúbicos al año, es decir el 0.2 por ciento del total de agua disponible para Mexicali.

Constellation había aprobado normas oficiales e invertido 900 millones de dólares en las instalaciones, por lo que la cancelación desató críticas en México y el mundo.

El periódico The Wall Street Journal advirtió que López Obrador ha recurrido a cuestionadas consultas para cancelar obras como la cervecera, lo que envía una señal negativa a la inversión extranjera en momentos de crisis por el COVID-19 y luego de que el año pasado cayó casi 5 por ciento la llegada de capitales.

También el diario británico Financial Times advirtió que la “consulta” es un gran revés para la confianza empresarial en México, justo cuando la pandemia amenaza con recortar la inversión.

El Consejo Coordinador Empresarial, encabezado por Carlos Salazar, expuso que el Gobierno se empeña en destruir la confianza de los inversionistas y que la consulta no tiene sustento jurídico.

Esta mañana, en su conferencia matutina, López Obrador acusó que había corrupción en los permisos otorgados a la planta, sin pruebas, tan solo apelando al “sentido común”, pues cuestionó: “Cómo dar un permiso para una planta cervecera que consume agua en donde hay escasez de agua y además que es producir, elaborar cerveza con agua, que vamos a exportar”.

Dijo que lo buscaron los dueños de la empresa porque quieren un acuerdo y, él está en “la mejor disposición de recibirlos” y de ayudarlos para que, si lo desean se instalen en una región “donde haya agua”.

Por lo pronto, el Gobernador de Nayarit ya se acercó a la barra a invitar a los directivos de la compañía cervecera para valorar invertir en su estado: “Nuestro territorio tiene la capacidad de agua suficiente, además de un marco jurídico que brinda garantías de seguridad y certidumbre para sus inversionistas”, dijo Guillermo Echevarría.

(Con información de Reforma)

Comentarios