CERVANTES SE BAJÓ DE LA CRUZ

- Publicidad -

La renuncia del Procurador General de la República, Raúl Cervantes abre una serie de interrogantes.

¿Por qué renuncia? ¿Porque quería evitar seguir siendo un factor de radicalización dentro del Congreso?

¿Para evitar dar más argumentos y fuerza a las más de 100 organizaciones de la sociedad civil que presentaron una iniciativa para impedir el “pase automático” y reemplazar a la PGR por una Fiscalía autónoma e independiente?

¿O renuncia por algo que viene en relación al caso Odebrecht?

Cervantes dijo al leer los motivos de su renuncia que no quería ser un obstáculo en la discusión de las leyes para nombrar al próximo Fiscal General de la Nación.

Lo cierto es que, tampoco querrá ser el verdugo que corte la cabeza a sus amigos y colegas de partido.

La oposición se quejó en varias ocasiones del poco o nulo avance de la investigación, en PGR, relacionada con los supuestos sobornos que recibió de la empresa brasileña Odebrecht el ex director de Pemex, Emilio Lozoya.

El ex procurador quedó crucificado  en medio de un escándalo y decidió bajarse de la cruz.

En el centro del conflicto pudieron haber quedado sus lealtades. Leal al Presidente de la República, amigo de Luis Videgaray, pero también cercano a Emilio Lozoya.

No sabemos, hasta hoy, cuál es el resultado de la indagatoria iniciada por la PGR de Cervantes sobre los 10.5 millones de dólares que, según ejecutivos de Odebrecht, entregaron a Lozoya.

Tampoco se conoce la conclusión de la investigación que mandó a hacer el actual director de Pemex, José Antonio González Anaya, al bufete de abogados Hogen Lovells, para conocer los términos en que Lozoya firmó contratos con los brasileños cuando era titular de la paraestatal.

“La empresa fue contratada por José Antonio González Anaya cuando el director asimiló que la pesquisa de la PGR sería lenta y estaría carente de legitimidad”, señalaron algunos medios de comunicación.

También trascendieron los reclamos de Videgaray a Lozoya,- cuando el primero era Secretario de Hacienda-, por el mal manejo de Petróleos Mexicanos. 

Se quiera o no, la renuncia de Raúl Cervantes vuelve a colocar en el escenario el caso Odebrecht.

¿Viene algo?… ¿Qué viene?

Comentarios