Cero y van dos: Pompeo vuelve a plantar a Ebrard

Imagen de archivo
- Publicidad -

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard tiene intención de presentar a Estados Unidos el Plan Marshall del Gobierno mexicano para Centroamérica.

Pero el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo es la segunda vez que lo deja plantado.

Este jueves, se tenía prevista una reunión en Washington entre Ebrard, la embajadora mexicana en Estados Unidos, Martha Bárcena y Pompeo, pero este canceló de último momento argumentando que tenía que atender un encuentro con el presidente Donald Trump.

Ya a finales de enero pasado, luego de darse a conocer el compromiso de Estados Unidos de invertir más de 10 mil millones de dólares en el Triángulo Norte (El Salvador, Guatemala, Honduras), estaba previsto un encuentro entre Pompeo y su homólogo mexicano, el canciller Ebrard en México, pero el secretario de Estado estadounidense pospuso la reunión en medio de las tensiones internacionales por la crisis en Venezuela.

Este jueves, Ebrard fue recibido por el secretario adjunto del Departamento de Estado de Estados Unidos, John Sullivan, a quien el mexicano le presentó siete proyectos que, en concreto, buscar establecer un espacio económico para impulsar el desarrollo del centro de la región, atraer inversiones multimillonarias que se traduzcan en empleo y bienestar y atacar las causas de la ola migratoria.

“Tuvimos una reunión muy útil, interesante. Hemos presentado en esencia lo que sería la estrategia mexicana respecto al Triángulo Norte que integran Guatemala, Honduras y El Salvador”, sostuvo Ebrard a la salida del encuentro con Sullivan.

Sobre los 10 mil millones comprometidos por Washington, Ebrard afirmó que buscarían “si se puede una suma mayor, pero no lo digo ahorita porque capaz que voy a aumentar las resistencias”.

El Plan de Desarrollo Integral para el que sería utilizado ese dinero fue presentado este lunes por el Gobierno de México junto a la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Esto se da en un contexto en el que la ola migratoria se agudiza en la frontera entre México y los Estados Unidos.

Marzo acabó con más de 100 mil detenciones en la frontera sur de Estados Unidos, la cifra más alta en más de una década.

Desde octubre, han sido detenidas 360 mil personas, más del doble que en el mismo periodo del año anterior, mientras los centros de detención están ocupados en un 300% o 400% por encima de su capacidad, según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por su siglas en inglés).

Donald Trump ha acusado recurrentemente al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador de no hacer “prácticamente nada” por detener el flujo migratorio.

(Con información de El País)

Comentarios