Cataluña elige Parlamento tras crisis independentista

Los catalanes elegirán a los 135 miembros del Parlamento, en comicios convocados por el Gobierno de España

AFP PHOTO / LLUIS GENE
- Publicidad -

Dos meses después de que los soberanistas declararan la independencia unilateral en Cataluña, la región vive este jueves comicios anticipados para elegir a los integrantes de su Parlamento, tras la aplicación del artículo 155 ordenado por el Presidente de España, Mariano Rajoy.

Así, estos comicios se celebran luego de la declaración de independencia —considerada ilegal por el Gobierno español— realizada por el expresidente de la Generalidad de Cataluña, Carles Puigdemont, tras unas elecciones autónomas y no avaladas por Madrid.

La situación política en Cataluña está lejos de solucionarse, pues las encuestas muestran que podría resultar un empate técnico entre los independentistas (Esquerra Republicana, ERC) y los constitucionalistas (Ciudadanos liberales).

De darse un empate, ninguna fuerza política tendría la mayoría absoluta y los comicios podrían repetirse ante la falta de acuerdo para gobernar la Generalidad.

Son 5.5 millones de catalanes los que están registrados para votar.

Estos comicios se caracterizan por tener varios contendientes presos e incluso huidos de la justicia española, como el expresidente Carles Puigdemont, refugiado en Bruselas con cuatro miembros de su exgabinete para evitar ser encarcelado en España.

El ERC está convencido de que su líder no solo puede ser investido, sino que puede ejercer el cargo, ya que el juez revisará su situación. Sus planes para este viernes 22 de diciembre, un día después de las elecciones, son “hacer República”. Y “así lo diremos al gobierno si ganamos”, afirman.

Las elecciones en Cataluña tienen en suspenso a los analistas por lo complicado e inédito de las circunstancias.

De un lado, el bloque independentista formado por ERC, Junts per Catalunya y la antisistema Candidatura de Unidad Popular (CUP) saldría muy reforzado si logra la mayoría absoluta (68 escaños). Del otro, los partidos constitucionalistas trabajan por separado y con desigual resultado para evitar una clara mayoría que lleve a una segunda parte del proceso soberanista avalado por unas elecciones, esta vez sí, democráticas o avaladas por las instituciones del gobierno español.

El presidente catalán cesado y número uno de Junts per Catalunya, Carles Puigdemont, llamó a “votar y ganar”, ya que esto hará “temblar las piernas” al presidente Mariano Rajoy y a sus “cómplices” del artículo 155 —en alusión a Ciudadanos y el Partido Socialista Obrero (PSOE).

El PSOE y el Partido Popular (PP conservador, de Mariano Rajoy) pintan poco en esta justa, ya que sería la antepenúltima  fuerza más votada, aunque sus votos serían importantes a la hora de sumar alianza. Todo se lo disputarán, según las encuestas, ERC y Ciudadanos.

En cualquier caso, desde el gobierno y la cúpula del PP no descartan repetir las elecciones ante el complejo escenario de pactos previsto.

Con información de Milenio

Comentarios