Catalanes salen a las calles para apoyar su independencia de España

En el día de Cataluña, miles de manifestantes se congregaron para darle el ‘Adiós a España’ y refrendar sus deseos de convertirse en una república autónoma.

AFP PHOTO / PAU BARRENA
- Publicidad -

Este primero de octubre el pueblo de Cataluña buscará decidir a través de un referéndum de autodeterminación, si se independiza de España y se convierte en un país independiente, por lo que este lunes en la Diada (fiesta nacional de la aún comunidad autónoma), miles de habitantes tomaron las calles para manifestar sus deseos separatistas.

Desde el 2012, la fiesta nacional de Cataluña se ha convertido en un evento a favor de la independencia y este año no fue la excepción, ya que a escasas semanas del voto que definirá el futuro de toda España, los manifestantes ocuparon diversas calles para formar una cruz de un kilómetro de largo en referencia a la “X”, que buscan se inscriba en la casilla del “SI” para dicha consulta.

Izando la bandera independentista, manifestantes como Mari Carmen Pla de 70 años, afirmó que “habrá lío en las próximas semanas”, pero aun así saldrán a votar.

“Ya no tengo edad para que me digan lo que tengo que hacer o no. Yo pienso votar y lo haré, aunque me lleven a la prisión”, añadió.

Diversas pancartas con la leyenda Adéu Espanya (Adiós España), fueron observadas entre la concurrencia que superó el millón de asistentes, mientras el presidente de la principal entidad organizadora, la Asamblea Nacional de Cataluña (ANC), Jordi Sànchez i Picanyol, explicó que el futuro de la provincia se encontraba en sus propias manos.

Por otro lado, el presidente regional de Cataluña, Carles Puigdemont (quien apoya la independencia), explicó que es imposible que no se realice el referéndum como lo ha buscado el gobierno español hasta el momento, pues a 20 días de que llegue la votación, se han superado muchas dificultades y se superarán “las que van a venir”.

Sin embargo, el gobierno catalán debe todavía lidiar con las trabas que la justicia española y el gobierno del conservador Mariano Rajoy, quieren imponer para que la consulta sea prohibida a través del Tribunal Constitucional.

Rajoy ha insistido en que hará todo lo que esté en su poder para impedir el referéndum, y aprovechó el día de hoy para desearle a todos los catalanes “una Diada de libertad, convivencia y respeto”, a través de su cuenta oficial en Twitter.

Diversos intentos por sabotear la consulta han sido puestos en marcha por parte  del gobierno español, que incluso ya ordenó incautar material que pueda ser usado en la consulta y también se sabe que la guardia civil española ya registró una imprenta y una revista, que se sospecha habrían impreso papeletas para votar el día de la consulta.

No obstante Puigdemont afirmó que “no hay suficiente poder para impedir el deseo de los catalanes de votar”, quien ya prometió que si el pueblo catalán apoya en su mayoría el ‘SÍ’, declarará la secesión de la región mediterránea, que alberga a 7.5 millones de habitantes.

Diversos sectores en Cataluña (una región con una fuerte identidad e idioma propio), han apostado por la consulta para lograr resolver el papel de la región en el resto de España, ya que cuando el Tribunal Constitucional recortó un estatuto regional en el 2010 que ampliaba la autonomía de la provincia, comenzaron a alzarse nuevamente las voces del separatismo.

De acuerdo al último sondeo realizado, más del 70 por ciento los encuestados está a favor de que se amplíe la autonomía de Cataluña, sin embargo sólo un 41.1 por ciento apoya la independencia total, frente a un contrastante 49.4 por ciento que se opone.

Ahora la estrategia del gobierno catalán se centrará en iniciar una campaña de convencimiento a partir del día 15, para disuadir a aquellos que se oponen a la independencia o dudan de la conveniencia de salir a votar el primero de octubre, pues consideran que una alta participación reforzaría a quienes buscan la independencia total de la provincia.

(Con información de Milenio)

Comentarios