Por caso Lava Jato, detienen a expresidente brasileño Michel Temer

Después de tres meses de dejar el poder, se convierte en el segundo exmandatario en Brasil en ser detenido en menos de un año, pues en abril pasado fue encarcelado Luis Inácio Lula da Silva

Foto: EVARISTO SA / AFP
- Publicidad -

El expresidente brasileño, Michel Temer quien estuvo al frente del Gobierno entre 2016 y 2018, fue detenido este jueves por orden de un juez de la operación anticorrupción Lava Jato.

Lo anterior fue confirmado por el Ministerio Público Federal en Sao Paulo (donde se emitió la orden de arresto), quien se abstuvo de dar mayores detalles, alegando el secreto que debe guardar el proceso; pero la prensa carioca afirma que otro de los objetivos de la justicia sería también el exministro de Minas y Energía, Moreira Franco.

Temer ha sido citado en varias investigaciones, fue detenido por orden del juez Marcelo Bretas, quien está a cargo en Río de Janeiro de la operación Lava Jato, el escándalo que destapó una red de sobornos pagados por grandes constructoras a políticos de casi todos los partidos para obtener contratos de Petrobras, la petrolera del Estado.

Michel Temer fue vicepresidente con Dilma Rousseff, a quien sustituyó en mayo de 2016, cuando la mandataria de izquierda fue separada de su cargo en el marco de una investigación por manipulación de cuentas públicas.

El político del Movimiento Democrático Brasileño (MDB) mantuvo gran impopularidad durante su mandato, en diciembre pasado una encuesta de Ibope lo ubicaba en un índice de confianza del 7 por ciento.

Él incluso lo tomaba con cierto humor, pues en un desayuno con corresponsales extranjeros confesó que poco después de asumir el cargo alguien le dijo: “presidente, aproveche su impopularidad y haga todo lo que Brasil necesita”.

“Y así lo hice. Seré recordado como alguien que no se preocupó por el populismo”, sentenció.

En su primer año, logró que el Congreso aprobara la congelación de gastos públicos durante 20 años y una reforma laboral.

Abrió a la iniciativa privada el sector petrolero; pero dejó pendiente la reforma al régimen de jubilaciones.

No obstante, su impulso reformador se vio truncado el 17 de mayo de 2017, cuando el diario O Globo divulgó una grabación del directivo del gigante de la alimentación JBS, Joesley Batista, en la que Temer parece avalar un pago de sobornos.

En junio fue denunciado por corrupción pasiva y en septiembre el fiscal general, Rodrigo Janot lo ubicó como jefe de una “organización criminal”.

Pero él se dijo inocente, y afirmaba que las acusaciones eran atribuibles a una conspiración para detener sus reformas.

Antes de dejar el cargo, descartaba el riesgo de seguir los pasos que llevaron a la cárcel a Lula da Silva.

(Con información de AFP)

Expresidente Michel Temer y el exministro de Minas y Energía, Moreira Franco

Comentarios