Casi la mitad del PIB en la capital proviene de vendedores ambulantes

Los empleos informales en nuestro país han ido en ascenso y hoy se estima que hay 1.9 millones de personas dedicadas a esta actividad, tan solo en la capital.

- Publicidad -

Según cifras reveladas por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), en la Ciudad de México casi dos millones de personas se dedican al comercio ambulante.

Es decir que de las 4.1 millones de personas que tienen actualmente empleo en el otrora Distrito Federal, casi la mitad se dedica a vender productos en las calles de forma ilegal.

Hoy en día la tasa de informalidad laboral en la ciudad alcanza el 48.1 por ciento, lo que se traduce en 1.9 millones de individuos que realizan actividades poco productivas y con condiciones laborales que no les favorecen.

Expertos señalan que este fenómeno se explica ante la clara falta de generación de empleos por parte de la iniciativa privada y es que según el INEGI, 25 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en México es generado por los empleos informales que representan casi al 60 por ciento de las personas con empleo, mientras que el 75 por ciento restante es producido por el otro 40 por ciento con un trabajo formal.

Sin embargo, la situación en la capital es más grave, ya que hasta el 40 del PIB es generado a través de un trabajo informal o un puesto ambulante.

Encima de todo esto, los representantes de las cámaras de comercio capitalino afirman que este tipo de negocio se ha vuelto llamativo para una gran cantidad de emprendedores, funcionarios y políticos generando ingresos que no benefician directamente a las arcas de la Ciudad, ya que el ambulante paga cuotas ilegales a diario para que los dejen trabajar en paz.

Este tipo de empleos genera pérdidas a los negocios formales que podrían ser de cuando menos 285 millones de pesos anuales, según apunta la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco).

Por su parte la Cámara de Comercio, Servicios, Turismo en Pequeño (Canacope) resalta que es imposible poder contabilizar cuánto de este dinero llega a los líderes de organizaciones civiles, políticos, gremios, funcionarios de gobierno y hasta las empresas del sector formal que se encargan de proveer a los ambulantes de productos legales.

La Canaco considera que se trata de un hoyo negro donde a diario pueden ingresar cuotas de hasta 50 a 100 pesos dependiendo el lugar y la zona donde se ubique el puesto ambulante y se calcula que existen de 700 mil a un millón de establecimientos tan sólo en la CDMX.

Según datos no tan conservadores las pérdidas podrían superar los 300 millones de pesos al mes, lo que elevaría el monto hasta 3 mil 600 millones de pesos en pérdidas al año.

Los ambulantes que en 1990 se calculaba que eran casi 50 mil en la capital, hoy en día llegan casi a los dos millones, asfixiados en buena medida por un marco de corrupción que les impide aspirar a un empleo con mejores condiciones laborales y lograr un impacto positivo en la economía nacional.

(Con información de El Universal)

Comentarios