Cártel trafica drogas al interior de la UNAM, dice la PGR

Del grupo compuesto por 20 individuos, algunos serían incluso alumnos y empleados de la máxima casa de estudios.

- Publicidad -

La PGR informó que entre las multitudes de estudiantes que se congregan a diario en Ciudad Universitaria se encuentra mezclada una red de narcotraficantes que opera al interior del campus y está ligado directamente al Cártel de Tláhuac.

Los presuntos narcos se instalan en puntos como El Frontón en la instalaciones de CU desde la mañana para distribuir desde marihuana y hachís, hasta cocaína cristal, LSD y MDMA, popularmente conocidas como tachas.

El grupo estaría compuesto por al menos 20 dealers, todos jóvenes que guardan los estupefacientes en mochilas deportivas a plena luz del día mientras son resguardados por los propios elementos de Auxilio de la UNAM que según la Procuraduría son los encargados de vigilar que no se percaten las autoridades de sus actos.

Las ganancias ilegales que se calcula superan los 100 mil pesos por día, están ligadas a un personaje conocido como El Micky, quien sería la cabecilla del grupo y que al parecer resguarda “el producto” en un casa de la colonia Santo Domingo justo enfrente de CU, lo que facilita su transportación para entrar y salir constantemente.

Aunque las autoridades ya tienen identificados al menos 10 lugares donde se comercializan los enervantes y a pesar de que ya han actuado en contra de algunos de los vendedores, admiten que aún no ha sido posible desmantelar al grupo que se ha vinculado directamente con el Cártel de Tláhuac, como su principal proveedor.

Los criminales han logrado eludir hasta dos operativos policíacos dentro de la UNAM, usando a otros alumnos como “escudo” quienes defienden la autonomía universitaria para complicar las labores de investigación.

Una vez fuera de CU los delincuentes se transportan en motonetas, lo cual complica más su captura, ya que se movilizan justo a la hora que se da el cambio de turno lo cual ocasiona problemas de tránsito en la zona.

Desde noviembre del año pasado se tiene documentado que estudiantes que paseaban por las zonas de Los Bigotes y El Frontón eran atacados por los narcotraficantes por sólo llevar su teléfono en la mano, ya que estos buscaban que no se les grabara realizando la venta de sustancias ilegales.

Por si fuera poco, la cámaras instaladas al interior de CU que se supone deben grabar todo lo que sucede en estos lugares, se encuentran apuntando a lugares equivocados o simplemente no funcionan, lo que llevó a las autoridades a determinar que existen posibles vínculos entre el grupo de El Micky y el propio personal auxiliar que labora en la UNAM.

La PGR tiene además ubicado dos inmuebles en la colonia Santo Domingo, donde supuestamente se resguarda la mercancía, sin embargo el mes pasado fue revisado uno de ellos sin que se pudiera encontrar rastro alguno de la droga.

  

(Con información de El Universal)

Comentarios