Capturan en el centro de la CDMX a uno de los narcos más peligrosos

- Publicidad -

José María Guízar Valencia apodado el Z-43 fue detenido el jueves por la noche en la colonia Roma en medio de un operativo en el que no se disparó un solo tiro.

La Marina llegó, operó y se fue.

Casi 12 horas después el gobierno anunció su captura.

“Con información de inteligencia recogida en distintos puntos del país  los militares tenían datos para su ubicación y captura en la Ciudad de México y actuaron sin hacer uso de la fuerza y al detenido se le leyeron sus derechos”, detalló el Comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales.

“Reconozco ampliamente la labor de investigación de los elementos de la Secretaria de Marina, en coordinación con los organismos de inteligencia civil por la importante captura de uno de los 122 objetivos prioritarios para el Gobierno Federal” escribió el secretario de Gobernación Alfonso Navarrete Prida en Twitter.

José María Guízar Valencia alias el Z-43 es uno de los cabecillas más buscados por México y Estados Unidos. Washington ofrecía, desde 2014, cinco millones de dólares como recompensa por cualquier información que pudiera llevar hasta su paradero.

Esta detención puso al descubierto la realidad de que algunos de los principales narcos han encontrado en la capital mexicana un buen lugar para ocultarse y que los servicios de inteligencia funcionan a medio gas.

Mientras ejecutan operaciones impecables, los capos se cuelan y pasean el perro por la Plaza Río de Janeiro donde hay un policía cada 50 metros.

Esta detención se da pocos días después de que una “narcomanta” firmada por el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) anunciara su llegada a la capital y el supuesto fin de la burbuja de seguridad en la que vive la capital respecto al resto del país.

Las autoridades informaron que Guízar Valencia es el responsable del trasiego de droga de Sudamérica a Estados Unidos y uno de los principales generadores de violencia en las regiones de Tabasco y Veracruz. Estados Unidos pide su extradición, además de ofrecer recompensa.

Con el país envuelto en la contienda electoral es difícil conocer dónde comienza la dimensión de la captura o el escándalo propagandístico en un contexto ansiado por buenas noticias sobre violencia.

El Z-43 comenzó en el trasiego de drogas en 1998 desde Michoacán. En 2001 trasladó sus operaciones a Tamaulipas durante esos años se expandió hasta Palenque, en la frontera entre los estados de Chiapas y Tabasco, para apoderarse de esa plaza. En 2005 pasó a Veracruz. Eran los años de expansión de Los Zetas.

En 2007 los años en los que más sangre corría desde Tabasco a Tamaulipas internacionalizó su mercado y comenzó con el trasiego de droga vía terrestre entre Colombia y México cruzando por Guatemala.

El Z-43 era uno de los 122 objetivos prioritarios del Gobierno mexicano, concentraba su poder en el sur del país: en los estados de Veracruz, Tabasco y Chiapas.

(Con información de El País)

Comentarios