Canjean armas por soldados en Michoacán

El rescate de los 11 soldados fue a cambio de cuatro armas largas que una comunidad michoacana reclamaba como suyas

Fusil Barret calibre .50 (archivo). Foto: MARK NAVALES / AFP
- Publicidad -

El Ejército regresó cuatro armas largas incautadas a cambio de 11 soldados que habían sido secuestrados en La Huacana, Michoacán.

Entre el armamento devuelto se encontraba un fusil Barret, calibre .50, el cual es capaz de atravesar el blindaje de vehículos.

Según fuentes militares, los soldados habían sido atacados en dos ocasiones, cerca de la comunidad Cuimbo, tras lo cual aseguraron las armas largas junto con cargadores y cartuchos.

Posteriormente, de regreso a su unidad, los 11 militares pasaron por la cabecera municipal de La Huacana, donde los pobladores los interceptaron.

A decir de las fuentes, los soldados entregaron sus armas “con la finalidad de no provocar una desgracia”.

A pesar de que se tenía la opción de enviar un mayor número de efectivos militares para rescatarlos, “se optó por devolver el armamento que se les había asegurado”.

Por la tarde, el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles dijo que al repeler el ataque de parte de los civiles armados, los soldados abatieron a dos hombres e hirieron a un menor, que ya se encuentra fuera de peligro.

Hoy por la mañana, Andrés Manuel López Obrador afirmó que las vejaciones a las que fueron sometidos los integrantes del Ejército, “no les resta autoridad, al contrario, les da más autoridad y se está trabajando en la capacitación de los integrantes de la Guardia Nacional para responder en estos casos, pero es mucho mejor la prudencia que el autoritarismo”.

Ayer, el expresidente Felipe Calderón calificó como “inaceptable” el trato humillante al personal castrense y pidió que se revoque la orden presidencial que impide a los soldados defenderse.

(Con información de Reforma)

Comentarios