“Soy campesino, soy ganadero y sigo trabajando”, afirma exgobernador de Nayarit

El exmandatario Roberto Sandoval sostuvo una entrevista radiofónica en la que aseguró que no desvió recursos en su administración y que eso de acusar a gobernadores ¡no es más que una moda!

- Publicidad -

El exgobernador de Nayarit, Roberto Sandoval, minimizó las acusaciones en su contra.

En entrevista radiofónica, el exmandatario estatal que está siendo investigado por la administración que lo sucedió, aseguró que todo es parte de una guerra sucia desatada por Rodrigo González, exsecretario del Ayuntamiento de Tepic.

Afirmó también que los señalamientos contra los exgobernadores son una moda que surgió como parte de la guerra sucia en medio de las campañas electorales.

“Los más fáciles de manchar somos los exgobernadores”, refirió. 

Respecto al presunto desfalco por dos mil millones de pesos del que es acusado, Sandoval reconoció haber recibido la administración de Nayarit con 10 mi millones de pesos de deuda pública pero, aseguró, el gobernador actual, Antonio Echevarría García, recibió la entidad con una deuda pública de ocho mil millones de pesos, lo que indica que esta disminuyó.

No obstante, dijo estar dispuesto a afrontar las acusaciones y a responderle a las autoridades si es que hallan algo en su contra, aunque aclaró que la PGR ¡ni siquiera lo ha buscado!

Sobre los inmuebles que hace unos días le fueron asegurados, detalló que uno de ellos fue comprado con un crédito Infonavit y otros los adquirió mucho antes de dedicarse a la administración estatal.

En torno a los ranchos y equinos que han sido valuados en millones de pesos, el exmandatario señaló que desde siempre se ha dedicado a la ganadería.

“No me imagino dónde pueden caber dos mil millones de pesos. Mi declaración patrimonial está en orden y he trabajado toda mi vida; no tengo más propiedades que las declaradas ni prestanombres, soy campesino, soy ganadero y sigo trabajando”, comentó.

Lamentó que la gente de su partido no lo haya buscado ni respaldado. En particular, el dirigente tricolor Enrique Ochoa.

“El presidente de mi partido se ha sumado a los ataques de la guerra sucia del Frente. En el PRI me han juzgado sin siquiera haberme hablado. Me importa lo legal, por eso prefiero no meterme en política por el momento”, dijo.

Y, tal y como hicieran otros colegas suyos que también fueron gobernadores buscados por la justicia, aseveró: “en ningún momento he pensado salir de mi país, en ningún momento he pensado estar fuera de las autoridades”.

¡A ver si es cierto!

El exgobernador de Nayarit, Roberto Sandoval, enfrenta dos procesos legales en su contra, uno de ellos ligado a un juicio político.

El pasado 05 de marzo, la Fiscalía estatal aseguró cinco inmuebles, presuntamente propiedad de Sandoval y su familia, como una medida precautoria por la investigación que se sigue en su contra por enriquecimiento ilícito.

Comentarios