Buscará IMSS ofrecer disculpa pública por el caso de la guardería ABC

- Publicidad -

El director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Germán Martínez informó este viernes que se están realizando los trámites necesarios ante la Secretaría de Gobernación (Segob) para que la dependencia a su cargo pueda ofrecer una disculpa pública a los padres de los 49 niños que fallecieron en el incendio de la guardería ABC, ocurrido en junio de 2009, en Hermosillo, Sonora.

Además, dijo que solicitó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que se resuelvan los pendientes que hay en materia penal y de indemnizaciones respecto al caso.

“Solicitamos a la Suprema Corte de Justicia se resuelvan los asuntos, aunque no somos parte, penales e indemnizatorios, en Hermosillo, e iniciamos trámites necesarios ante la Secretaría de Gobernación para ofrecer una disculpa pública, estamos en esa tesitura, por lo de la guardería ABC”, declaró Martínez Cázares en el Senado de la República ante legisladores de las Comisiones Unidas de Salud y Seguridad Social.

En ese contexto, Martínez Cázares se comprometió a revisar las vacantes en las estancias del Instituto e indicó que en 2018 se presentó un superávit en las guarderías y prestaciones sociales por alrededor de 5 mil 600 millones de pesos.

“Lo primero que voy a cuidar va a ser la seguridad, no podemos admitir a un niño más si pone en riesgo la guardería y eso está ya estandarizado, quizá puede ser más caro un niño en una guardería del IMSS que en una estancia infantil, pero sí le digo que los estándares de seguridad, nutricionales, de capacitación, de las personas que están atentas en las guarderías, y he ido personalmente a revisarlas son infinitamente superiores”, señaló el funcionario, quien afirmó que nunca pondría en riesgo a ningún niño que entre las guarderías.

En 2009, un incendio en una bodega contigua a la guardería alcanzó sus instalaciones. Las medidas de seguridad eran inadecuadas: no había extintores, las puertas de la salida de emergencia abrían hacia adentro, el techo era de material inflamable y los detectores de incendio no funcionaban correctamente.

Las irregularidades derivaron en la tragedia.

La guardería era propiedad de una prima de la entonces primera dama, Margarita Zavala.

(Con información de Milenio)

Comentarios