Boris Johnson da explicaciones al Parlamento por lujosas vacaciones en el Caribe

Primer ministro británico, Boris Johnson. Foto: LUDOVIC MARIN / AFP
- Publicidad -

¿Quién ha pagado las lujosas vacaciones de Navidad en el Caribe del primer ministro británico? Boris Johnson fue convocado el jueves para dar explicaciones, bajo la amenaza de la oposición de lanzar una investigación parlamentaria.

Después de su victoria en las elecciones legislativas en diciembre, Boris Johnson y su novia, Carrie Symonds, pasaron unas vacaciones de Año Nuevo, que habrían tenido un costo de 15 mil libras (19.500 dólares, 365 mil 104 pesos mexicanos) en la isla privada de Mustique, destino predilecto de la jet-set en San Vicente y las Granadinas, en el Caribe.

Boris Johnson afirma que estas vacaciones fueron pagadas por David Ross, un donante del Partido Conservador y cofundador del distribuidor de teléfonos móviles Carphone Warehouse.

Como tiene obligación de hacer, el primer ministro conservador declaró esta generosa invitación al Parlamento, indicando que había aceptado un “alojamiento para vacaciones privadas para mi novia y para mí, valor 15 mil libras”.

Según esta declaración, David Ross pagó por estas vacaciones que se prolongaron del 26 de diciembre y el 5 de enero.

“Todas las exigencias de transparencia fueron respetadas”, comentó un portavoz de Boris Johnson.

Pero un portavoz de David Ross aseguró a la prensa británica que Ross solo había ayudado al dirigente a encontrar un alojamiento, sin proporcionarle dinero.

Ante la confusión generada por estas explicaciones, el portavoz precisó después: “Ross facilitó un alojamiento para Johnson en Mustique estimado en 15 mil libras. Se trata por lo tanto de una aportación en especies de parte de Ross a Johnson, y la declaración de Johnson en la Cámara de los Comunes es exacta”.

Pero las declaraciones el jueves no convencieron al Partido Laborista, principal formación de la oposición.

El partido escribió al comisionado parlamentario sobre normas exigiendo una investigación, al argumentar que las preguntas habían quedado sin respuesta.

En esas estaban cuando el ministro británico de Finanzas, Sajid Javid, sacudió el jueves el ejecutivo de Boris Johnson al anunciar una inesperada dimisión, dos semanas después del Brexit y un mes antes de la presentación del presupuesto anual del gobierno.

La bolsa de Londres cayó repentinamente un 1,4% y la libra esterlina se desplomó tras la noticia, ilustrando la preocupación de los mercados por este movimiento imprevisto. Sin embargo, la divisa británica recuperó rápidamente el nivel de los 1,3 dólares, tras el anuncio por Downing Street del reemplazante de Javid.

Se trata de Rishi Sunak, de 39 años, fundador de un fondo de inversiones que entró en política hace solo cinco años y desde julio de 2019 ocupaba el puesto de secretario jefe del Tesoro, es decir el número dos de la cartera de Finanzas.

Javid dejó el cargo en el momento en que el primer ministro conservador estaba llevando a cabo una reorganización de su gabinete con la que no estaba de acuerdo.

Según una fuente cercana a Javid citada por la agencia de noticias británica Press Association, el primer ministro le ordenó que destituyese a todos los miembros de su equipo de asesores, a lo que él se negó.

Exbanquero e hijo de un conductor de autobús paquistaní, Javid, de 50 años, se había convertido en una de las figuras claves del ejecutivo tras la llegada de Johnson al poder en julio, cuando reemplazó a Theresa May como líder el Partido Conservador y por consiguiente como inquilino de Downing Street.

Javid, hijo de una familia musulmana que reconoció haber sido víctima de racismo cuando era niño, se había convertido en 2018, con May, en el primer miembro de una minoría étnica que tomaba las riendas del ministerio del Interior.

Su reemplazante, Sunak, será el primer británico de religión hindú en asumir la cartera de Finanzas.

(AFP)

Sajid Javid, dimitió como ministro de Finanzas este jueves

Comentarios