Bolsonaro insta a empresarios a no anunciarse en dos medios brasileños

31 de agosto de 2016.-Un protestante arroja objetos contra la fachada del diario Folha tras la destitución de la presidente Dilma Rousseff. Foto: Miguel SCHINCARIOL / AFP
- Publicidad -

El presidente de Brasil Jair Bolsonaro atacó nuevamente este jueves a la prensa brasileña calificándola de “podrida”, e instó a los empresarios nacionales a no anunciarse en dos medios de comunicación.

En una semana marcada por la caída de la bolsa, la depreciación del real y la confirmación del primer caso de coronavirus en Brasil, Bolsonaro dedicó la mayor parte de su transmisión semanal a cuestionar el trabajo de medios de comunicación nacionales que, a su juicio, buscan “derrotarlo”.

“La primera cosa que la prensa, no estoy reclamando, es una afirmación, tiene como regla, como combustible, es la mentira”, dijo el líder ultraderechista al comenzar su transmisión en vivo que sumaba más de 78.000 visualizaciones la noche de este jueves.

Tras cuestionar el trabajo de dos periodistas vinculados a medios nacionales, Bolsonaro dijo que debe reunirse en marzo con empresarios en Sao Paulo y les pedirá no anunciar en medios como el diario Folha de S. Paulo y la revista Época, que él considera contrarios a su gobierno.

“¿Qué voy a decirle a los empresarios? entre otras cosas, claro, que esos medios, revista Época, Folha de S. Paulo, no anuncien ahí. Medio que miente todo el tiempo, trabaja contra el gobierno (…) Cuando usted anuncia en Folha de S. Paulo, por ejemplo, está ayudando a hundir a Brasil, porque quieren derrotarme”, dijo el presidente.

El mandatario colecciona una serie de ataques a la prensa, incluso desde antes de asumir el poder en enero de 2019.

El más reciente fue hace diez días cuando realizó insinuaciones de cuño sexual sobre la reconocida periodista de Folha de S. Paulo, Patrícia Campos Mello, quien habría denunciado en un reportaje ilícitos electorales asociados a la campaña de Bolsonaro.

Por otra parte, en medio de una tensa relación con el Congreso -debido a la convocatoria de una manifestación contra el Legislativo defendida por sus seguidores y que él, según el diario Estado de S. Paulo, habría respaldado en un grupo de WhatsApp-, Bolsonaro dijo que respetaba los poderes, pero insinuó que parte de su trabajo era saboteado por diputados y jueces.

“Parece que no puedo cambiar nada”, se quejó, cuestionando algunas decisiones recientes de la justicia y del legislativo. En seguida agregó “no voy a criticar al Parlamento, así como no critico a la Corte Suprema, respeto a los poderes. Ahora, tenemos que insistir”.

Al final de la transmisión de 34 minutos, el presidente mencionó brevemente el coronavirus, cuyo primer caso en América Latina fue confirmado este miércoles en Sao Paulo.

“Estamos teniendo problemas con ese coronavirus, el mundo entero está sufriendo, las bolsas están cayendo en todo el mundo, el dólar también se está apreciando en el mundo todo”, dijo.

Más temprano, en otro escenario, el mandatario había dicho que podría cancelar un viaje personal a Italia previsto entre abril y mayo debido a la propagación de la enfermedad.

(AFP)

Comentarios