Bolsonaro arremete de nuevo contra Greta Thunberg, personalidad del año según Time

Jair Bolsonaro, presidente brasileño. Foto: EVARISTO SA / AFP
- Publicidad -

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, volvió a calificar de “mocosa” a Greta Thunberg y aseguró que la joven ambientalista, elegida este miércoles personalidad de 2019 por la revista Time, dio un “showcito” en la COP 25 de Madrid.

“A todo lo que dice una mocosa, nuestra prensa -oh, nuestra prensa por amor a Dios- le da un destaque enorme. Ahora está haciendo su showcito en la COP25”, dijo el mandatario en Brasilia.

El martes, Bolsonaro ya había llamado “mocosa” a Thunberg, de 16 años, quien el fin de semana condenó el asesinato de dos indígenas guajajara en el estado amazónico de Maranhao.

“Los pueblos indígenas están literalmente siendo asesinados por intentar proteger la selva de la deforestación ilegal. Una y otra vez. Es vergonzoso que el mundo permanezca en silencio sobre esto”, escribió la joven sueca en Twitter, donde tiene más de tres millones de seguidores.

El ataque, que está siendo investigado por las autoridades brasileñas, ocurrió menos de cuarenta días después del asesinato de otro líder indígena en la misma región.

En 2019 han muerto siete líderes indígenas por conflictos en el campo, según un informe de la Comisión Pastoral de la Tierra (CPT) divulgado el martes.

Con un firme discurso durante la Cumbre sobre el Clima COP25, Thunberg deploró este miércoles que no se esté “haciendo nada” para detener el cambio climático y acusó a los países ricos de “engañar” a los ciudadanos con ambiciosas metas de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Bolsonaro, que defiende la expansión de actividades agropecuarias y mineras en la selva tropical, aseguró que “cualquier muerte preocupa” y que su gobierno es “contrario a la deforestación ilegal”.

Organizaciones ambientalistas y de derechos humanos acusan al excapitán del Ejército de promover políticas que debilitan la protección del medio ambiente y de los pueblos indígenas brasileños.

Y es que la revista Time eligió este miércoles como personalidad de 2019 a Greta Thunberg, la adolescente sueca de 16 años que se convirtió en la portavoz de una generación atormentada por la emergencia climática.

“¡Guau, esto es increíble!”, tuiteó Thunberg tras el anuncio, desde Madrid, donde se encuentra en un foro climático de la ONU que busca medidas para luchar contra el calentamiento global.

“Comparto este gran honor con todos en el movimiento #FridaysForFuture (#viernesparaelfuturo) y con los activistas climáticos en todos lados”.

La joven de 16 años saltó a la fama con su huelga en solitario contra el calentamiento global fuera del Parlamento de Suecia el año pasado.

Un año después, seguida por una multitud de medios y simpatizantes, fue la protagonista de la cumbre de la ONU sobre el clima en Nueva York, lanzando en su discurso un indignado reclamo a los líderes mundiales: “¿Cómo se atreven?”.

“No podemos seguir viviendo como si no hubiera un mañana, porque hay un mañana. Eso es todo lo que estamos diciendo”, dijo Thunberg a Time, que colocó a la joven en su portada con el título “El poder de la juventud”.

La revista entrevistó a Thunberg a bordo del velero que la llevó de Estados Unidos de vuelta a Europa, después de un frenético viaje de 11 semanas por América del Norte a varias ciudades de Estados Unidos y Canadá.

Thunberg ha llevado su mensaje directo -“escucha a los científicos”- a los líderes globales, acusándolos de inacción frente a la crisis climática.

“La política de la acción climática está tan arraigada y es tan compleja como el fenómeno mismo, y Thunberg no tiene una solución mágica”, escribió Time en la entrevista.

“Pero ella ha logrado crear un cambio de actitud global, transformando millones de vagas ansiedades de mitad de la noche en un movimiento mundial que exige un cambio urgente”, agregó el artículo. “Ofreció un llamamiento moral a quienes están dispuestos a actuar, y avergonzó a quienes no lo hicieron”.

A los pocos meses de lanzar su solitaria huelga de los viernes, o “Viernes para el futuro”, afuera del Parlamento sueco, Thunberg encabezó las manifestaciones mundiales de los jóvenes y exigió la acción ambiental a los líderes mundiales.

“Quiero que entren en pánico”, dijo a los presidentes ejecutivos y líderes del mundo en el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, en enero.

“Quiero que sientan el miedo que yo siento todos los días. Y luego quiero que actúen”. Sus palabras se viralizaron.

Hija de una madre cantante de ópera y un padre actor convertido en productor, Thunberg ha recibido duras críticas. La más reciente fue la del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, quien la llamó “mocosa” dos veces.

Thunberg también ha sido objeto de distintas teorías conspirativas que circulan en línea.

Algunos se burlan de su juventud o intentan desacreditarla debido a su síndrome de Asperger, una forma de autismo leve, diagnóstico que nunca ha ocultado.

Thunberg “no opera en el mismo registro emocional que muchas de las personas que conoce”, escribió Time. “No le gustan las multitudes; ignora la charla trivial; y habla en oraciones directas y sencillas. No puede ser halagada o distraída”.

Según la revista, “esas cualidades la han ayudado a convertirse en una sensación global”.

Thunberg dice que está desconcertada por algunas de las reacciones hostiles hacia ella.

“Honestamente, no entiendo por qué los adultos elegirían pasar su tiempo burlándose y amenazando a adolescentes y niños por promover la ciencia cuando en cambio podrían hacer algo bueno”, escribió en Twitter en septiembre. “Ser diferente no es una enfermedad”.

También insistió que “no ha recibido dinero” por su activismo.

Con 12 millones de seguidores en su cuenta de Instagram, Twitter y Facebook, continúa acumulando simpatizantes de alto perfil, desde Barack Obama hasta el Dalai Lama y Arnold Schwarzenegger.

La Fundación Obama recibió la noticia de Time con un tuit: “Nadie es tan pequeño como para no tener impacto y cambiar el mundo”.

El exvicepresidente Joe Biden se hizo eco al considerar que el “honor es bien merecido y sirve como un recordatorio de la acción urgente y drástica que debemos hacer para abordar la crisis climática”.

En tanto, la exsecretaria de Estado Hillary Clinton dijo: “No podría pensar en una mejor Persona del Año”, y agradeció a Thunberg por su “disposición a decir verdades duras y motivadoras”.

(AFP)

Comentarios