El BCE advierte contra gigantes tecnológicos en sistemas de pago

Símbolo del euro con estrellas de la Unión Europea. Foto: Manuel Cohen
- Publicidad -

Los gigantes tecnológicos como Facebook representan un “riesgo considerable” en Europa debido a sus esfuerzos por lanzar monedas digitales, dijo el viernes un miembro de la junta ejecutiva del Banco Central Europeo (BCE).

“Si no se regulan adecuadamente, los gigantes de la tecnología pueden suponer un riesgo considerable desde el punto de vista económico y social, y podrían restringir, en lugar de aumentar, las opciones de los consumidores”, dijo Fabio Panetta en un discurso en Frankfurt durante una conferencia del Bundesbank.

Como consecuencia de la pandemia de coronavirus, los métodos de pago desmaterializados son cada vez más solicitados en Europa, un desarrollo que probablemente continuará, según Panetta.

Pero para el banquero italiano, confiar en soluciones importadas “aumenta el riesgo de que los datos personales se desvíen para uso comercial”, poniendo en peligro la privacidad y la competencia.

Además, los sistemas de pago europeos “podrían llegar a depender de tecnologías inventadas y gestionadas en otros lugares”, lo que los haría más vulnerables, especialmente a los ataques cibernéticos.

Facebook está trabajando actualmente en un proyecto de moneda digital, llamado “libra”, que debería permitir a los clientes transferir dinero de forma rápida y barata.

Las nuevas ofertas “podrían ser soluciones de pago eficientes” pero también podrían “perjudicar la competencia, la protección de datos, la estabilidad financiera e incluso la soberanía monetaria”, advirtió Panetta.

Para acompañar la explosión de los pagos desmaterializados, el BCE está trabajando en un “euro digital”, que sería una forma electrónica de dinero del banco central, existente junto al efectivo.

La consulta para conocer las expectativas del público en general, del sector financiero y de las instituciones, durará tres meses y el BCE decidirá “a mediados de 2021” si lanza o no el euro digital.

En el mismo sentido, el gobierno británico anunció el viernes una serie de medidas destinadas a limitar el poder de gigantes digitales como Facebook y Google, ya sea en el uso de datos personales o en la publicidad en línea.

Se establecerá un nuevo código de conducta, bajo el control de una nueva “unidad de mercados digitales”, para “garantizar que los consumidores puedan elegir y que las empresas más pequeñas no queden excluidas”, afirmó el ministro de Empresas, Alok Sharma, en un comunicado.

El ejecutivo de Boris Johnson sigue así las recomendaciones hechas en julio por el organismo británico de control de la competencia, que albergará la nueva unidad, y que había expresado su preocupación por el dominio de los gigantes estadounidenses.

“La concentración de poder en un pequeño número de empresas digitales” frena el crecimiento del sector, reduce la innovación y puede tener efectos negativos en la sociedad, considera el gobierno británico.

El nuevo código puede obligar a las plataformas a ser más transparentes en los servicios que prestan y en la forma en que utilizan los datos personales.

Los consumidores podrán elegir si quieren recibir o no publicidad personalizada en línea.

La unidad de mercados digitales se pondrá en marcha en abril y podrá obligar a las empresas a cambiar sus prácticas si es necesario, imponiendo multas por incumplimiento.

Por último, el código permitirá asegurar contratos comerciales más justos entre los gigantes digitales y la prensa: el gobierno quiere evitar que las plataformas utilicen su posición dominante para imponer condiciones financieras desfavorables a los medios.

Según la autoridad de la competencia británica, el gasto en publicidad en línea en el Reino Unido alcanzó unos 14.000 millones de libras (18.700 millones de dólares) en 2019, 80% de las cuales fueron captados por Facebook y Google.

Los periódicos dependen de estos dos gigantes para casi el 40% de las visitas a sus webs.

(AFP)

Comentarios