Bazbaz y Castillejos libran orden de captura, fueron altos funcionarios de Peña Nieto

Alberto Bazbaz, extitular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. (Imagen de archivo)
- Publicidad -

La Fiscalía General de la República (FGR) solicitó la detención de Alberto Bazbaz, que durante el sexenio de Enrique Peña Nieto fue titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), así como de Humberto Castillejos, que en esa misma administración fue consejero jurídico de Presidencia.

Son acusados de los delitos de delincuencia organizada, operaciones con recursos de procedencia ilícita y cohecho, sin embargo el juez se las negó.

Así como ocurrió con la acción penal contra Luis Videgaray, que ocupó las carteras de Hacienda y Relaciones Exteriores, a quien la FGR acusó de traición a la patria, los otros dos operadores jurídicos del gobierno anterior libraron el proceso que pretendía iniciarles la Fiscalía ante la valoración del Poder Judicial de insuficiencia de elementos para iniciarles una causa.

Desde 2019, Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, reveló que tenía elementos para solicitar a la FGR una investigación contra ellos, como al menos 722 particulares y compañías que acusan fueron extorsionados entre 2014 y 2018.

El sexenio pasado, Humberto Castillejos, entonces consejero jurídico presidencial; Alberto Bazbaz al frente de la UIF y del Cisen y Alberto Elías Beltrán, como encargado de despacho de la PGR, eran conocidos como Los Betos.

Sin embargo, para empresarios y políticos eran mejor conocidos como los Chapos jurídicos, pues crearon un equipo de extorsión y enriquecimiento ilícito bajo amparo del gobierno federal.

De acuerdo con las indagatorias, el esquema de extorsión de la UIF que encabezaba Alberto Bazbaz, quien congelaba cuentas de empresarios y políticos por “sospecha de lavado de dinero”.

Bazbaz,  enviaba los nombres de las víctimas al consejero jurídico de la Presidencia, Humberto Castillejos, quien a través de sus despachos los contactaba para ofrecerles sus “servicios legales” y “ayudarlos desde Los Pinos”.

Según las investigaciones, a quienes no accedían a contratar los servicios legales se les amagaba con que se abriría una indagatoria en su contra en la PGR, donde Alberto Elías Beltrán era subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales y más tarde, a la salida de Raúl Cervantes, quedaría como encargado de despacho.

De acuerdo con Santiago Nieto, no hay registros en la dirección de Procesos Legales de la UIF de las cuentas congeladas por Bazbaz.

Otra de las formas de extorsión por parte de Los Betos era que a través del SAT vendían “seguros de protección”, para que empresarios evadieran impuestos.

(Con información de Milenio)

Comentarios