Carstens se despide de Banxico con una baja en pronóstico del PIB para este año

El pronóstico de crecimiento se redujo de entre 1.8 y 2.3 por ciento, en comparación con el 2.0 y 2.5 por ciento que se tenía esperado.

- Publicidad -

Mientras que el pronóstico para 2018 se mantiene en el rango de 2.0 a 3.0 por ciento, el Banco de México (Banxico) anunció que redujo su pronóstico de crecimiento para este año de entre 2.0 y 2.5 por ciento, a uno de entre 1.8 y 2.3 por ciento.

Cabe destacar, que las expectativas para la economía nacional se vieron afectadas tras los sismos de septiembre, pues durante el trimestre anterior Banxico había ajustado al alza su pronóstico.

Este fue el último informe trimestral entregado por Agustín Carstens como gobernador del Banxico, y explicó que el ajuste en la proyección se debe a que “la actividad productiva en el tercer trimestre mostró una desaceleración mayor a la esperada en el informe previo, en buena medida ante los efectos de los sismos de septiembre y la pronunciada contracción de la plataforma petrolera en ese mismo mes”.

Destaca también que por vez primera se realizó una proyección económica para 2019, estableciéndolo en el rango de entre  2.2 y 3.2 por ciento. 

En el rubro de la inflación, Banxico prevé que para finales de año, la inflación general anual continúe con una tendencia a la baja, como se pronostica para el 2018, de forma que alcance el objetivo del 3.0 por ciento en el último trimestre de 2018 y ya no en el tercero, como se consideró anteriormente.

Además, se pronostica que la inflación no subyacente se reducirá en menos de lo que se anticipó para finales de este año y la mayor parte del siguiente, pues “los incrementos que recientemente volvieron a presentar los precios de algunos productos agropecuarios y, en particular, los energéticos”.

Con respecto a la inflación subyacente, se espera que para el resto del 2017 se tendrá una disminución un poco más pronunciada de la que se tenía estimada, resultado de una mejor evolución a la prevista de los precios de las mercancías.

Carstens aclaró que aunque el incremento que se otorgado al salario mínimo pudiera llegar a tener repercusiones ligeras al alza del cierre de la inflación general en 2017, no se estima que pueda modificar la trayectoria anticipada hasta finales del año entrante.

(con información de Milenio)

Comentarios