Baja Banxico (aún más) perspectiva de crecimiento para 2019 y 2020

28 de agosto de 2019.- Alejandro Díaz de León Carrillo, gobernador del Banco de México
- Publicidad -

El Banco de México (Banxico) recortó su previsión de crecimiento económico para 2019 y 2020.

En su informe trimestral abril-junio, el instituto central bajó su perspectiva a un intervalo de entre 0.2 y 0.7 por ciento, que contrasta con la anterior, en la que preveía un crecimiento de entre el 0.8 y el 1.8 por ciento.

En tanto, para 2020 lo redujo a entre 1.5 y 2.5 por ciento, menor al intervalo de entre 1.7 y 2.7 que estimó en su informe anterior.

Lo anterior, como consecuencia de la debilidad en la demanda interna, la incertidumbre para la inversión y el entorno global adverso.

Además del ajuste a la baja del crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en el segundo trimestre del año, el cual fue menor a lo previsto.

“La revisión para 2019 se deriva del hecho de que, de acuerdo con la información publicada por el INEGI, el crecimiento del PIB en el segundo trimestre fue menor a lo previsto –lo que indica una debilidad más profunda de los componentes de la demanda interna a lo estimado con anterioridad–, así como de ajustes a la baja en el crecimiento esperado a lo largo del horizonte de pronóstico para la producción industrial en Estados Unidos y en la plataforma de producción petrolera”, explica el organismo en su informes.

Banxico también redujo su previsión de creación de empleos registrados ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS): para 2019, la bajó de un intervalo de entre 530 mil y 630 mil puestos de trabajo a uno de entre 450 mil y 550 mil, mientras que para 2020 disminuyó de un rango de entre 650 y 750 a uno de entre 590 y 690 mil.

Entre sus inquietudes, el organismo destacó que el ambiente de incertidumbre puede seguir permeando en la confianza de inversiones.

También, advierte que un deterioro adicional en la calificación de la deuda soberana o en la de Petróleos Mexicanos (Pemex), podría afectar el acceso a los mercados financieros.

Y no descartó la posibilidad de que el proceso de ratificación del T-MEC se prolongue en Estados Unidos y Canadá, generando mayor incertidumbre y afectando a la inversión.

Comentarios