Avanza el muro y muere el sueño de los dreamers en Estados Unidos

Al tiempo que el gobierno de Trump revela a las empresas que construirán propuestas para el muro fronterizo, también advierte que podría dar por terminado un programa de protección a migrantes.

AFP PHOTO / NICHOLAS KAMM
- Publicidad -

Donald Trump ya eligió a las empresas que se encargarán de construir el modelo para su polémico muro fronterizo entre México y Estados Unidos, las cuales fueron escogidas por sus “robustas” infraestructuras, que buscan impedir el paso de migrantes ilegales a suelo norteamericano.

Funcionarios de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) anunciaron que se trata de Caddell Construction de Montgomery, Alabama; Fisher Sand & Gravel de Tempe, Arizona; Sterling Construction, de Houston, Texas; y Yates & Sons Construction de Philadelphia.

Con un presupuesto de 20 millones de dólares (que es con lo que cuenta actualmente la Casa Blanca), las compañías crearán prototipos del muro en el área de San Diego.

Ronald Vitiello, subdirector en funciones de la Patrulla Fronteriza, explicó que estos se levantarán uno al lado de otro, para que otro equipo se dedique a comprobar que tan efectivos son, para combatir el paso de inmigrantes, tanto por arriba como abajo y a través del muro.

Según Vitiello, las especificaciones de las vallas deberán medir entre entre 5.5 y 9 metros de alto y los agentes prestan atención a la “estética” para determinar qué empresa es la mejor calificada para la construcción.

Por otro lado, mientras el muro avanza, Trump no pierde el tiempo en continuar su caza de migrantes al interior del país, y advirtió que dará fin a otro legado de Barack Obama, terminando un programa de protección a casi 800 mil inmigrantes que entraron ilegalmente en Estados Unidos siendo niños (los apodados Dreamers), aunque permitirá que se queden en el país hasta que expiren sus permisos. ¡Qué detalle!

Un funcionario de alto rango explicó que dicha decisión podría ser anunciada el día de hoy o hasta la próxima semana.

No obstante, Sarah Sanders portavoz de la Casa Blanca aseguró que “la decisión final no se ha tomado”, pues esa continúa bajo revisión, desde un punto de vista legal.

El programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), proclamado por Obama en 2012, ha permitido frenar la deportación a jóvenes indocumentados que llegaron a Estados Unidos de niños, además de permitirles obtener una licencia de manejo y un permiso temporal de trabajo.

Esta mañana, el líder republicano de la Cámara Baja de Estados Unidos, Paul Ryan, consideró que el Presidente Trump no debería cancelar el DACA, pues se trata de jóvenes que no conocen otro país, “que fueron traídos por sus padres y que no conocen ningún otro hogar”.

La polémica crece y ¿qué creen?¡Es lo que más le gusta al magnate!

(Con información de El Universal)

Comentarios