Avalan diputados reforma educativa

Terminan haciendo ajustes, pese a que originalmente habían dicho que la regresarían en todos sus términos a la Cámara Alta

- Publicidad -

Al filo de la medianoche, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó en lo general y en lo particular el dictamen de reforma educativa que hace unos días le fue enviado por el Senado.

Los legisladores morenistas se disciplinaron y, en esta ocasión, todos votaron parejo a favor del dictamen.

Cabe señalar que esos diputados de Morena que en una primera instancia votaron en contra de la propuesta presentada, fueron calificados como “fifís” por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En la discusión se presentaron 30 reservas, con 20 oradores.

No obstante, solo una de ellas no fue rechazada.

Se trata de la redacción del artículo decimoquinto sobre cómo financiar la obligatoriedad de la educación superior.

Para dar cumplimiento al principio de obligatoriedad de la educación superior, se incluirán los recursos necesarios en los presupuestos federal, de las entidades federativas y de los municipios, en términos de las fracciones VIII y X del artículo 3ro de esta Constitución.

Adicionalmente, se establecerá un fondo federal especial que asegure a largo plazo los recursos económicos necesarios para garantizar la obligatoriedad de los servicios a que se refiere este artículo, así como la plurianualidad de la infraestructura, refiere el artículo modificado en las reservas.

En el dictamen se ajustó el artículo más polémico, el decimosexto transitorio, donde se reconocen derechos laborales de los maestros, que había sido considerado por la oposición como “la manzana envenenada”, por ser una rendija por donde podría volver la venta de plazas.

No obstante, PRI y Movimiento Ciudadano operaron para que la redacción quedara del siguiente modo:

“(…) la admisión, promoción y reconocimiento (de los maestros) se regirán por la ley reglamentaria del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros”, agregándole: “prevaleciendo siempre la rectoría del Estado”.

Otro de los cambios fue que “se incorpora la enseñanza de las matemáticas, la lecto-escritura y la literacidad a los planes y programas de estudio, y la educación sexual y reproductiva”.

La última modificación quedó de la siguiente manera: “el Estado garantiza que los materiales, la infraestructura educativa, su mantenimiento y las condiciones del entorno sean idóneas y contribuyan a los fines de la educación”.

Al final de la jornada el dictamen que reforma diversas disposiciones de los artículos 3 y 73 de la Constitución Política en materia educativa fue devuelto al Senado, que debe  remitirlo a las legislaturas de los estados y la Ciudad de México solo con lo aprobado por ambas Cámaras del Congreso.

En total, se emitieron 389 votos a favor, 60 en contra en contra y 2 abstenciones.

Se prevé que este jueves los senadores discutan el dictamen y, ahora sí, alcance los votos necesarios para ser enviada al Ejecutivo.

(Con información de Proceso)

Comentarios