Avala Senado reforma a la Ley de la Industria Eléctrica

Va al Ejecutivo para su publicación

Xóchitl Gálvez, senadora del PAN
- Publicidad -

El Pleno del Senado de la República aprobó en lo general y en lo particular la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica propuesta por el Presidente Andrés Manuel López Obrador sin modificarle, tal como pidió el Mandatario, ni una coma”. 

“¡Bravo, cumplieron con la orden de que no se le moviera ni una coma!”, expresó al respecto el coordinador de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado, luego de que la mayoría morenista y sus aliados rechazaron las más de 100 reservas presentadas. 

Mientras que los simpatizantes del régimen celebraron revertir la legislación, la oposición lamentó que se haya desdeñado el parlamento abierto planteado para enriquecer el debate. 

El morenista Ricardo Monreal Ávila recordó que desde el 2013 advirtieron que revertirían la reforma energética” de ese entonces, pues privatizaba y desmantelaba al Estado de su prestación de este servicio público. 

A los legisladores que éramos oposición se nos pisoteó, ignoró y humilló”, dijo.

Por su parte, la legisladora del PAN, Xóchitl Gálvez, sacó una cartulina con la advertencia: Nos vemos en la Corte”.

También colocó un moño negro en tribuna argumentando que es un día de luto para el planeta porque la capa que nos cubre es delgada y se está acabando y sé que no les importa”.

Durante la transmisión de la sesión virtual se escuchó la voz de la morenista Lucía Trasviña: cínicos, sátrapas”.

De Movimiento Ciudadano, la senadora Verónica Delgadillo García afirmó que esta reforma incrementará el precio de la luz y condenará al pueblo de nuestro país a pagar dicho aumento. Con esta propuesta, sentenció, se afecta a la gente más pobre.

Por el PRI, la senadora Beatriz Paredes Rangel denunció que el dictamen se procesó sin escuchar opiniones. 

Nadie puede negarse a fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad, pero no es razonable poner en riesgo el proyecto de la modernización productiva y de la captación de inversiones sólo por apuntalar a dicho organismo”.

El senador sin partido, Emilio Álvarez Icaza afirmó que debe discutirse un nuevo pacto social energético con visión de futuro, que supere los excesos del pasado, garantice los derechos de las generaciones siguientes, el suministro de energía y la justicia social, además de consolidar el rol de Estado y su soberanía en tiempos de globalización.

El nuevo modelo busca priorizar a la CFE frente a las plantas privadas, muchas de ellas renovables. 

Morena ha insistido en la necesidad de reforzar a la eléctrica paraestatal, mientras la oposición ha destacado el freno que ello va a suponer para el desarrollo de la eólica y fotovoltaica. 

Cabe recordar que el marco legal anterior, producto de la liberalización del sector que impulsó el ex Presidente Enrique Peña Nieto, estableció el principio del despacho económico, por el que las centrales más baratas, generalmente las plantas renovables en manos de privados, eran las primeras en subir la electricidad a la red. 

La nueva ley acaba con ese orden y da prioridad a las centrales de la CFE, sean o no de energías limpias. 

De esta manera, centrales térmicas públicas que funcionan con combustóleo, un derivado contaminante del petróleo, pasan por encima de las fotovoltaicas o eólicas privadas.

La reforma aprobada ya está en camino al Ejecutivo para su publicación y eventual puesta en marcha. 

(Con información de Milenio y El País) 

Comentarios