Audiencia de Lozoya no será pública

Se informará a través de un chat en Whatsapp

25 de julio de 2014.-Emilio Lozoya arriba a Palacio Nacional durante la recepción de Enrique Peña Nieto al primer ministro de Japón, Shinzo Abe
- Publicidad -

La audiencia de Emilio Lozoya será a puerta cerrada.

En su lugar, el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) informó que narrará los pormenores en tiempo real, a los medios de comunicación a través de WhatsApp.

“La vía será mediante este chat en donde estaremos mandando toda la información a lo largo del curso de la audiencia”, indicó el organismo.

“Asimismo, estaremos pendientes de cualquier llamada para aclarar dudas. Sobra decir que la información que les transmitiremos será íntegra y objetiva”, añadió.

La medida, según argumentó, se tomó derivado de las restricciones por la pandemia de COVID-19 que ha obligado a tomar medidas sanitarias extraordinarias.

“Tomando en consideración los principios de publicidad, así como de presunción de inocencia, derecho a la privacidad e intimidad, se ha tomado la determinación de informarles y narrarles lo que está sucediendo en la audiencia, en tiempo real y por el tiempo que dure, desde Comunicación Social del Consejo”, agregó.

Desde el 17 de marzo, el CJF suspendió las labores y plazos legales de los juzgados de distrito y tribunales de circuito en todo el país.

Sin embargo, el Poder Judicial de la Federación (PJF) ha reiterado que la justicia no se detiene por la pandemia mediante la utilización de tecnologías de la información para llevar la totalidad de sus juicios en línea y realizar diligencias por videoconferencia.

Y a partir del 02 de abril la Judicatura Federal autorizó que las audiencias procesales se llevaran a cabo a través del sistema de videoconferencia, para reducir aún más la presencia de personas en las salas donde se desahogan las diligencias.

En el caso particular de Lozoya, la decisión del CJF sorprendió, pues a pesar de que la semana pasada organizaciones de la sociedad civil solicitaron que la audiencia fuera pública y que se garantizara el acceso a ella de manera física o por videoconferencia, debido a que en países como Perú y Brasil los casos contra funcionarios por corrupción con la constructora Odebrecht, han sido completamente abiertas, esto en México no ocurrió.

(Con información de El Universal y Reforma)

Comentarios