Asesinatos y agresiones a la prensa continúan al alza en 2017

Con 276 ataques registrados, la primera mitad del año refleja con claridad el gran peligro que corren quienes ejercen el periodismo en México.

- Publicidad -

La organización Artículo 19 presentó esta semana su informe semestral sobre ataques a la prensa y destaca que a pesar de que el 2017 ha sido un periodo negro para el periodismo en México con más ataques, amenazas y agresiones, la impunidad prevalece ante todo.

El reporte señala que policías, políticos, servidores públicos y criminales agredieron en promedio 1.5 veces al día a reporteros y fotógrafos, registrándose un total de 276 ataques e intimidaciones en 181 días, lo cual es una cifra superior a los 218 que se acumularon durante el mismo periodo pero del año pasado.

En caso de que la tendencia continúe, el 2017 pinta también para convertirse en el más mortífero en la historia reciente del país, ya que mientras que en todo 2016 se registraron 11 asesinatos contra periodistas, para los primeros seis meses de este año se contabilizaron seis (hasta el momento ya son ocho), destacando en el mes de marzo los casos de Miroslava Breach, Cecilio Pineda y Ricardo Monlui.

Artículo 19 considera que el reportero michoacano Salvador Adame sigue en calidad de desaparecido, pues su familia no ha aceptado el resultado del peritaje, que apunta a que sus restos fueron encontrados.

Recalcan que hasta la fecha, “no hay un solo detenido por ninguno de los ocho periodistas asesinados este año. A pesar del compromiso público que se ha hecho después del asesinato de Javier Valdez, no se ve una actitud distinta ni un cambio en la manera de actuar”.

Fue hasta el asesinato del conocido periodista y escritor en Culiacán, que el Gobierno federal modificó su discurso con respecto a la violencia contra periodistas, ya que a los pocos días de su muerte el Presidente Enrique Peña Nieto anunció un aumento al presupuesto en el mecanismo de protección de periodistas, un instrumento creado por Gobernación desde hace cinco años.

Diversas organizaciones han denunciado en varias ocasiones la incapacidad presupuestaria del gobierno; en otras palabras, ”no han podido dictar medidas efectivas para proteger a los periodistas que se encuentran en riesgo”.

Sin embargo, los propios funcionarios públicos (policías municipales, estatales y federales, pero también cargos electos, concejales, regidores),  se encuentran señalados por haber agredido en 140 ocasiones a periodistas en los primero seis meses del año, lo cual es una cifra mayor en comparación con los 101 que registraron en 2016.

“Los funcionarios siempre son los principales agresores de la prensa”, agrega Vázquez, sin embargo aclara que este año ha sido especial pues hubo muchas protestas donde usualmente no las hay, y ante la falta de capacitación de los funcionarios el número de agresiones aumentó.

Vázquez habló en específico de estados como Coahuila o Baja California, donde las protestas por el gasolinazo en enero provocaron ocho agresiones en Monclova y trece más en Playa Rosarito.

Además, los procesos electorales en los estados de Coahuila, Nayarit, Veracruz y el Edomex, elevaron la cifra de agresiones documentada por Artículo 19 a 37, la mitad ocurridas el día de los comicios.

Aunque el informe no especifica detalles sobre impunidad, se sabe que desde el año pasado la Comisión Nacional de Derechos Humanos presentó un estudio de los 176 casos de homicidio, desaparición o ataque que fueron llevados ante la justicia desde el año 2000 y sólo el 10 por ciento de ellos han logrado ser resueltos.

¿A qué se debe esto? Según Artículo 19, “no hay voluntad política para investigar casos de agresiones contra periodistas, porque no tienen voluntad de investigarse a sí mismos. Muchas veces el que está investigando es el mismo que está agrediendo a la prensa”.

(Con información de El País)

Comentarios