Aseguran que ya hay acuerdo entre demócratas y Trump sobre T-MEC

Nancy Pelosi. (Imagen de archivo) Foto: Win McNamee/Getty Images/AFP
- Publicidad -

En la Cámara de Representantes, se presume que los demócratas lograron un acuerdo con los líderes sindicales y la Casa Blanca respecto a la nueva redacción del acuerdo comercial entre Estados Unidos, México y Canadá, conocido como T-MEC.

Un asistente demócrata que prefirió mantenerse en el anonimato advirtió que nada es oficial, pues se están afinando detalles y aún falta que el representante de Comercio de los EEUU presente la legislación de implementación al Congreso. 

Sin embargo, en caso de ratificarse el acuerdo, el Congreso podría levantar la incertidumbre sobre el futuro del comercio de los Estados Unidos con sus socios comerciales No. 2 (Canadá) y No. 3 (México)  y quizá darle a la economía de los Estados Unidos un impulso modesto. 

Los agricultores estadounidenses están especialmente ansiosos por asegurarse de que sus exportaciones a Canadá y México continúen sin interrupciones.

La negociación de la actualización del acuerdo comercial se ha prolongado.

Han destacado las condiciones de mejora laboral en el caso particular de México.

Y también, ha sido significativo el conflicto entre la líder demócrata Nancy Pelosi y el presidente Donald Trump, pues la primera ha estado a favor de la apertura comercial mientras que el mandatario norteamericano se ha opuesto a una parte importante de ella.

En los últimos meses, los líderes y legisladores republicanos se han agitado por el acuerdo, pero Pelosi ha trabajado arduamente para incorporar a los trabajadores.

El pacto contiene disposiciones diseñadas para impulsar la fabricación a los Estados Unidos. Por ejemplo, requiere que del 40% al 45% de los automóviles se fabriquen en países que pagan a los trabajadores automotrices al menos 16 dólares por hora, es decir, en los Estados Unidos y Canadá y no en México.

El pacto comercial cobró cierto impulso después de que México aprobó en abril una revisión de la legislación laboral para facilitar que los trabajadores mexicanos formen sindicatos independientes y negocien por mejores salarios y condiciones laborales, reduciendo la brecha con los Estados Unidos.

México ha presupuestado más dinero a finales de este año para proporcionar los recursos necesarios para hacer cumplir el acuerdo.

(Con información de El Universal)

Comentarios