Asegura Zoé Robledo que no se rasurarán pensiones

Zoé Robledo. (Imagen de archivo)
- Publicidad -

Este fin de semana, a partir de una resolución de la Corte con fecha del 24 de enero pasado, el diario Reforma publicó que los trabajadores de la llamada “generación de transición” del régimen de retiro, que al jubilarse opten por una pensión del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y no con las Afores establecidas a partir de 1997, tendrán un tope de 10 salarios mínimos, y no de 25 para determinar sus ingresos en el retiro.

“Es jurídicamente inaceptable (aplicar el tope de 25 salarios), en virtud de que el financiamiento del régimen de pensión anterior y el nuevo son distintos, motivo por el cual, a cada uno se le debe aplicar la normativa correspondiente a su esquema pensionario”, señaló el texto con la resolución.

Lo anterior, desató la polémica en las redes sociales, cuyos usuarios acusaron que rasurarían las pensiones de los trabajadores.

Hoy, sin embargo, el director del IMSS, Zoé Robledo, descartó que la resolución de la Segunda Sala de la Corte implique una reducción en el cálculo y pago de las pensiones por parte del Instituto. 

Y aseguró que el Seguro Social continuará realizando el cálculo del pago de pensiones a la llamada “generación de transición” con un tope de hasta 25 salarios mínimos y no sólo 10, como refirieron los juzgadores.

Cabe mencionar que, con la reforma de 1997, los trabajadores tenían la obligación de crear una Afore donde se les depositarían los recursos para su pensión y ésta al final de su vida laboral sería administrada por ellos.

En el régimen anterior, la pensión era cobrada directamente por los trabajadores a la institución.

La “generación de transición” la conforman unas 20 millones de personas que ya cotizaban en el IMSS antes del 01 de julio de 1997, cuando entró en vigor la reforma que hizo obligatorias las Afores.

A este grupo, el Congreso federal le dejó dos opciones cuando se retire: financiar su pensión con que lo que se haya acumulado en su Afore, o pedir una pensión al IMSS, pagada por el erario, en los términos de la Ley del Seguro Social de 1973.

El pasado 24 de enero, la Segunda Sala de la Suprema Corte aclaró que, si se opta por el régimen de la Ley de 1973, aplica el tope de 10 salarios mínimos que ésta preveía, no el de 25, que está en la Ley del Seguro Social vigente, como habían sostenido algunos tribunales.

Lo anterior, considerando que el pago de pensiones podría hacer estallar las finanzas públicas.

No obstante, Zoé Roblero dijo que la resolución de la Corte en cuestión, no es un criterio general, sino que solo aplica a los juzgados y no para las instituciones de seguridad social.

“La Corte estableció un criterio para sus juzgados, no para las instituciones de seguridad social”, afirmó Robledo en la conferencia presidencial matutina de este martes. 

(Con información de Reforma)

Comentarios