Asciende a 10 la cifra de periodistas asesinados en México en 2017

Este martes, Cándido Ríos, reportero veracruzano, fue baleado en su entidad.

Archivo/16Mayo/Alberto Roa/Cuartoscuro.com
- Publicidad -

Ya son diez los periodistas asesinados en México en lo que va del 2017.

Cándido Ríos es el décimo de esta penosa lista. 

Cándido fue autodidacta del oficio, pues sólo estudio hasta la secundaria.

“Pavuche” como lo llamaban sus amigos y colegas, fue campesino en su pueblo natal Hueyapan, Veracruz donde siempre se mostró preocupado por denunciar las injusticias y atender las causas sociales.

Muy joven, Cándido participó y organizó protestas de campesinos, con los vecinos de su pueblo para exigir la instalación de servicios públicos o apoyo para los trabajadores del campo.

De esta inquietud surgió la idea de fundar un efímero semanario al que bautizó como “La Voz de Hueyapan” donde, exhibiendo un olfato periodístico, publicó notas y fotografías siempre con afán de denuncia y protesta.

Ríos fue asesinado a los 55 años.

Tocó a las puertas del Diario de Acayucan, donde fue contratado como corresponsal y a la vez como vendedor del periódico durante una década, recuerda su director Cecilio Pérez.

Diariamente comerciaba 300 ejemplares del periódico que en la sección dedicada a su localidad publicaba sus propias historias e imágenes.

Ríos ganó mucha popularidad, pero también muchos enemigos por su trabajo periodístico, uno de ellos el ex alcalde de Hueyapan, Gaspar Gómez quien lo amenazó de muerte en varias ocasiones, cuenta Pérez.

“Ese alcalde lo mandaba a detener, a golpear y a cada rato lo amenazaba de muerte. Hubo un tiempo en que dejó el periodismo por las amenazas de Gaspar Gómez, pero regresó”, relató el director de diario.

Veracruz es considerado el estado más peligroso para la prensa en México, según organismos de defensoría que precisan que al menos 20 de los más de 100 asesinatos de periodistas ocurridos en el país desde el año 2000 tuvieron lugar en esta entidad.

Las agresiones contra Ríos dejaron marcas en su cuerpo, el reportero cojeaba de una pierna pues lo dejaron lisiado los policías de Gaspar Gómez la última vez que lo detuvieron y encarcelaron”, según indicó Pérez.

La enemistad con el alcalde comenzó tras la desaparición en 2001 de un regidor de su pueblo, un hecho que el periodista atribuía a Gómez.

Este martes, Ríos regresaba  a su casa después de haber escrito sus notas del día en un café internet para el Diario de Acayucan. Saludó a dos amigos afuera de una tienda en el pueblo de Covarrubias, a unos 200 kilómetros al sureste del puerto de Veracruz, cuando le dispararon.

Cándido quedó tendido boca arriba, tenía el pecho ensangrentado e intentaba desesperadamente seguir respirando, detalló el parte policial.

Ríos falleció a los 55 años de edad, cuando era trasladado a un hospital de la zona.

(Con información de El Universal)

Comentarios