Aristóteles Sandoval cesa al fiscal por los tráileres

Se hace el occiso y dice que nadie le informó de la saturación en el forense

Imagen de archivo
- Publicidad -

Aristóteles Sandoval, gobernador de Jalisco informó que separó de su cargo al fiscal general estatal, Raúl Sánchez Jiménez, en tanto concluya la investigación que la Visitaduría realiza para determinar quién ordenó el traslado del tráiler cargado con cadáveres sin identificar a una bodega de la colonia La Duraznera.

El mandatario afirmó que toma la decisión ante “la falta de aplicación y responsabilidad del funcionario encargado, pero a su vez también de la solicitud en la que la Fiscalía se le pide mover los cuerpos refrigerados todavía en el proceso de terminar su identificación”.

Sandoval Díaz dijo que él no tenía conocimiento que el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) se encontraba saturado de cadáveres, pues nadie lo “enteró” de la acumulación de cuerpos y de sus traslados.

Reiteró que el manejo de los cadáveres, por parte del IJCF fue negligente e indolente.

Aseguró que nunca recibió una solicitud formal o informal para ampliar la estructura refrigerante o espacio físico destinado a mantener los cuerpos conforme marca la ley.

En total son 444 cadáveres sin identificar en el IJCF, de los cuales hay 122 en la cámara de refrigeración, 273 en la primera caja de refrigeración y en el segundo tráiler 49.

Solo 60 de ellos cuentan con registro completo de identificación.

En ausencias de hasta 30 días, en el puesto del procurador puede quedar un encargado del despacho de la Fiscalía, pero si la ausencia se prolonga, el gobernador debe proponer al Congreso a un sustituto para ser votado.

A pesar que Sandoval manifestó no estar enterado de la saturación del IJCF, desde el 2016 se firmó un convenio entre la Fiscalía y el Instituto para instalar cajas refrigeradas.

El documento fue firmado por la Fiscalía General, la Fiscalía Central, el IJCF, el titular del servicio forense, y el director jurídico, Daniel Castañeda Grey.

La Fiscalía General se comprometía a pagar “la renta y/o la compraventa del contenedor móvil de refrigeración y su combustible diésel”.

Y la Secretaría de Planeación Administración y Finanzas haría el pago o transferencia de recursos financieros que cubrieran conceptos y/o servicios que le solicitara el IJCF.

Aunque de acuerdo con funcionarios, el pago del remolque no se hacía desde el IJCF sino de otra área del poder ejecutivo.

(Con información de Milenio)

Comentarios