Aprueban diputados leyes secundarias en materia educativa; van al Senado

Dice el presidente que si a los opositores no les gusta, ni modo

- Publicidad -

Alrededor de las 05:00 horas de este viernes el pleno de la Cámara de Diputados concluyó la discusión y aprobación de las leyes secundarias de la reforma educativa, bajo presión de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) que estuvo en plantón permanente afuera del recinto legislativo hasta que concluyó el proceso.

La primera en ser aprobada, con 285 votos a favor, 128 en contra y cero abstenciones, fue la Ley General de Educación, que contempla la abrogación de la Ley de la Infraestructura Física Educativa y, con ella, el planteamiento de que los recursos que eran entregados al Instituto Nacional de la Infraestructura Física Educativa (Inifed), ahora se harán llegar directamente a los comités de maestros y padres de familia en las escuelas.

Según lo aprobado, la educación es un servicio público que estará sujeto a la rectoría del Estado, el cual priorizará el interés superior de niñas, niños, adolescentes y jóvenes y para tal efecto, garantizará el desarrollo de políticas públicas que hagan efectivo ese principio constitucional.

“Todos los habitantes del país deben cursar la educación preescolar, la primaria, la secundaria y la media superior. Es obligación de los mexicanos hacer que sus hijos menores de dieciocho años asistan a las escuelas, para recibir educación obligatoria, en los términos que establezca la ley, así como participar en su proceso educativo, al revisar su progreso y desempeño”, establecieron los legisladores.

Como elemento se revaloriza al magisterio al concebirse como un agente fundamental en el proceso educativo, por lo que se buscará el fortalecimiento de la formación docente, los planteles educativos, la mejora continua de la educación, el federalismo educativo y el financiamiento a la educación.

La segunda Ley que anoche se cocinó, con 273 votos a favor, 113 en contra y 0 abstenciones, fue la reglamentaria al artículo tercero de la Constitución Política en materia de Mejora Continua de la Educación que contempla la desaparición del Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEE) y la creación de un nuevo Sistema Nacional de Mejora Continua, coordinado por un organismo público descentralizado, con autonomía técnica, operativa, presupuestaria, de decisión y de gestión, con personalidad jurídica y de patrimonio propio.

Para su organización administrativa, la ley crea una Comisión Nacional y un Sistema Nacional como instancia de consulta y deliberación.

Las funciones del nuevo órgano evaluador de la educación, en comparación al desaparecido INEE se ven claramente reducidas con la nueva legislación, según denunció la oposición, que aseguró que hicieron todo lo posible por eliminar los procesos evaluadores.

La tercera ley aprobada fue la del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros, la cual, presenta las bases para reconocer la contribución de las y los docentes en la transformación social.

Esta recibió 234 votos a favor, 81 en contra y cero abstenciones.

Esta incluye las disposiciones del Sistema para la Carrera de los docentes, con pleno respeto a sus derechos; las normas en los procesos de selección para la admisión, promoción y reconocimiento del personal docente, directivo o de supervisión; y revaloriza a las y los maestros como profesionales de la educación.

Con esto se dignifican las condiciones bajo las cuales los docentes prestan el servicio público educativo, por lo que se les dotará de los elementos necesarios para desempeñar esta labor.

En ese contexto, el presidente Andrés Manuel López Obrador celebró la aprobación de las leyes secundarias en materia educativa e hizo un llamado al Senado a hacer lo propio para acelerar el proceso.

En conferencia de prensa desde Yucatán, el mandatario defendió las plazas automáticas a normalistas y dijo que si a sus adversarios no les gustó, “ni modo”.

“Nunca debió aprobarse la mal llamada reforma educativa, fue un error garrafal, una imposición, incluso una imposición desde fuera de México”, declaró el tabasqueño.

Lo que molestó, dijo, es que se haya garantizado la permanencia de las escuelas normales y el compromiso de garantizar también el trabajo de sus egresados.

López Obrador afirma que se está mejorando la calidad de la educación.

(Con información de El Financiero y Reforma)

Comentarios