Aprueban diputados Ley de Ingresos

Oposición cuestiona cifras alegres; advierten que serán inalcanzables en el contexto económico actual

- Publicidad -

La Cámara de Diputados aprobó en lo general y en lo particular la iniciativa de Ley de Ingresos, que forma parte del Paquete Económico 2021.

En lo general, 274 legisladores votaron a favor, 116 en contra y hubo 0 abstenciones.

En lo particular, la iniciativa recibió 264 votos a favor, 116 en contra y 0 abstenciones.

La Ley de Ingresos aprobada por el Pleno ajustó a la baja los ingresos proyectados por la Secretaría de Hacienda, de 6 billones 295 mil millones a 6 billones 262 mil millones de pesos, luego de que Morena retirara un transitorio que les permitiría hacer uso de 33 mil millones de pesos del Fondo de Salud para el Bienestar.

De ese total, 3 billones 533 mil 31.1 mdp corresponde a impuestos sobre los ingresos; 381 mil 835.8 mdp a cuotas y aportaciones de seguridad social; 58 mdp a contribuciones de mejoras; 42 mil 267.7 mdp a derechos; 9 mil 364.8 mdp a productos; 119 mil 458.2 mdp a aprovechamientos.

Un billón 76 mil 892 mdp a ingresos por ventas de bienes, prestación de servicios y otros ingresos; 343 mil 39 mdp a transferencias, asignaciones, subsidios y subvenciones, y pensiones y jubilaciones, y 756 mil 789.6 mdp a ingresos derivados de financiamientos.

Además, la recaudación federal participable se proyecta en 3 billones 351 mil 759.7 mdp.

El proyecto estima que el Producto Interno Bruto (PIB) registre un crecimiento puntual de 4.6% para 2021; un tipo de cambio respecto al dólar de 22.1 pesos por dólar; una plataforma de producción de petróleo crudo de un millón 857 mil barriles diarios, con una estimación del precio de exportación de 42.1 dólares por barril.

La oposición promovió aumentar impuestos a bebidas alcohólicas y otros productos, pero sus planteamientos fueron rechazados.

A su vez, acusó que las cifras son alegres y no hay una propuesta para sortear la crisis actual, además de que los ingresos petroleros están alejados de la realidad en un contexto mundial de volatilidad e inestabilidad a consecuencia de la pandemia.

“Frente a este panorama poco halagüeño, la Ley de Ingresos es inercial y muy optimista.

“No establece ningún plan de reactivación económica, por lo que es previsible que tampoco se va a lograr la meta del gobierno, de crecer al 4.6 por ciento. Es evidente que la política fiscal y tributaria no cuenta con bases sólidas para cumplir el objetivo de crecimiento anual”, argumentó el priista Pedro Pablo Treviño, quien fue presidente de la Comisión de Presupuesto.

En ese contexto, previamente se avaló la miscelánea fiscal, con factores polémicos en los que tampoco hubo accesibilidad por parte del grupo mayoritario en la Cámara Baja.

Estos son, la propuesta de aplicar tasa cero en el IVA a los productos de higiene femenina, como se aplica a alimentos y medicinas, la cual fue rechazada; las nuevas tasas para las plataformas digitales; y las medidas más restrictivas para las organizaciones civiles autorizadas para recibir donativos deducibles.

Otro de los puntos que sorprendieron, fue la aprobación de mayores facultades del SAT para realizar visitas domiciliarias a contribuyentes, entre ellas el uso de tecnologías para recabar imágenes.

El dictamen de Miscelánea Fiscal se turnó al Senado para su revisión.

(Con información de Reforma)

Comentarios