Aprueban diputados eliminar el fuero

Aunque el dictamen no alcanzó mayoría calificada en su discusión en el pleno, este fue enviado al Senado de la República

- Publicidad -

Con 469 votos a favor el pleno de la Cámara de Diputados aprobó este martes en lo general la reforma constitucional para eliminar el fuero a todos los servidores públicos, incluido el presidente de la República.

No obstante, la discusión no modificó el aspecto de la inmunidad la cual se mantendrá en tanto no haya de por medio una sentencia condenatoria.

Lo anterior significa que, si bien el presidente y los funcionarios podrán ser objeto de investigaciones judiciales, deberán llevar su proceso en libertad y continuar en el desempeño de sus funciones hasta que exista una sentencia condenatoria en su contra por parte de algún juez o así lo dicte la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

El dictamen aprobado previamente por la Comisión de Puntos Constitucionales, se enfrentó con tres votos en contra de los diputados petistas Gerardo Fernández Noroña y Emilio Manzanilla; así como el del legislador de Morena, Julio Ángeles Mendoza.

En la votación también hubo cinco abstenciones, de los diputados de Encuentro Social, José de la Luz Sosa Salinas; José Ángel Pérez Hernández, Vicente Onofre Vázquez, José Luis García Duque, Carolina García Aguilar; así como el de Juan Carlos Loera de la Rosa, de Morena.

El Partido del Trabajo (PT)  pugnó porque el presidente de la República tenga un proceso de desafuero que cuente con el aval de la mayoría absoluta en la Cámara de Diputados y de dos tercios en el Senado.

Pues, el dictamen original promovía que no hubiera mediación por parte del Congreso de la Unión.

El PT argumentó que “se dejaría en indefensión” la figura del jefe del Ejecutivo Federal y la gobernabilidad del país se encontraría en peligro, como ha sucedido en algunos países de Sudamérica.

En el transcurso de la tarde se intentó discutir las reservas pero, ante la oposición de algunos legisladores, estas no fueron consideradas, lo que generó un intenso debate que derivó en que fueran desechadas y el dictamen enviado al Senado de la República para su ratificación o rechazo.

Mientras se definía lo conducente, diputados del PAN, PRI, MC y PRD celebraban por adelantado que el dictamen se entrampará.

“¡Sí se pudo, sí se pudo!”, gritaban los legisladores.

(Con información de El Universal y Reforma)

Comentarios