Apoyan a Rector de la UAEM

Acusan persecución política en su contra no obstante que la Auditoría Superior de la Federación ya había alertado sobre fallas en su gestión al frente de la Universidad.

- Publicidad -

Alejandro Vera, Rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) tiene un orden de aprehensión promovida por la Fiscalía Anticorrupción de esa entidad.

Se le acusa de poseer una riqueza que no se puede explicar con el nivel de ingresos que tiene, según las autoridades.

Vera también tiene un conflicto político con la administración de Graco Ramírez, el Gobernador de ese estado.

El fin de semana, la comunidad universitaria salió en defensa de su Rector.

En la Plaza Central de Cuernavaca pidieron al Gobierno de Graco Ramírez el cese de la embestida en contra de Vera.

Entre los manifestantes se encontraba Javier Sicilia, quien se encarga de los asuntos de comunicación de la UAEM, dijo que la orden de aprehensión en contra de Vera y la esposa de éste, María Elena Ávila, es grave y también es un acto de criminalidad.

“Es una venganza política”, afirmó el poeta. Todo, porque tanto Vera como Sicilia denunciaron las fosas clandestinas en el territorio morelense. Esas denuncias fueron hechas por Vera y Sicilia junto a Cuauhtémoc Cárdenas y Emilio Álvarez Icaza.

Los defensores de Vera dicen que lo que pretende el Mandatario de Morelos es que la Universidad no se “vincule con pueblos y comunidades y regiones del estado”.

Vera tiene el apoyo de personajes que van desde Álvarez Icaza, el senador independiente Alejandro Encinas, o los ex perredistas Fidel Demédicis y Rabindranath Salazar.

Sin embargo, la Auditoría Superior de la Federación había alertado en 2015 de presuntas irregularidades en la UAEM cometidas en 2013 y 2014.

Una de la auditorías señala que la Universidad recibió cuatro contratos de la SEDESOL por 662 millones 879 mil 500 pesos.

Con lo que se permitió, según la ASF, la subcontratación y simulación de servicios y adquisiciones, lo que podría constituirse en actos irregulares.

Algo claro queda: pretexto para ejercitar la acción de la justicia en contra de Vera lo hay, pero esto más parece una persecución política emprendida por alguien que quiere heredar el cargo a uno de sus más cercanos y que, ante las críticas por la alta criminalidad que hay en Morelos, busca acallar las críticas con todo el peso que el cargo le permite.

(Con información de Excélsior)

Comentarios