Anthony Fauci admite que “algo no está funcionando” en lucha contra coronavirus

Washington, DC - 26 de junio de 2020.-Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos. Foto: Joshua Roberts/Getty Images/AFP
- Publicidad -

El asesor médico de la Casa Blanca el doctor Anthony Fauci admitió en una entrevista publicada este viernes por el diario The Washington Post que Estados Unidos debería cambiar su estrategia para combatir la pandemia del coronavirus, tras un alza de los casos en el sur y el oeste del país.

“Hay algo que no está funcionando”, dijo Fauci, principal experto en enfermedades infecciosas de Estados Unidos, en referencia a la estrategia actual. “Podemos hacer todos los esquemas que queramos, pero hay algo que no está funcionando”, agregó.

Estados Unidos – el país con más casos fatales de coronavirus con cerca de 125.039 fallecidos – realiza cada vez más pruebas y el jueves completó cerca de 640.000 diagnósticos en una jornada. Sin embargo, la cantidad de casos confirmados aumenta desde hace algunas semanas con un alza de los contagios en California, Arizona, Texas y Florida.

En los últimos siete días se registraron más de 216.000 casos a nivel nacional, el mayor récord semanal desde que comenzó la crisis.

“Hay que encontrar dónde está la penetración de las infecciones en nuestra sociedad”, afirmó el médico.

Una idea planteada por el infectólogo es realizar pruebas grupales para economizar recursos para los grupos en lo que no se encuentren positivos.

El jueves, el director de los Centros de prevención y lucha contra enfermedades (CDC), Robert Redfield, afirmó que entre un 5 y un 8% de la población de Estados Unidos ha sido infectada por el coronavirus, según proyecciones en base a pruebas serológicas.

Esto equivale a más de 20 millones de personas y es diez veces más de lo que estima el balance oficial.

24 de junio de 2020.-Comensales en un restaurante de  Ocean Drive en Miami Beach, Florida

Por la tarde del viernes Fauci reconoció “Enfrentamos serios problemas en algunas zonas”,  en una rueda de prensa, en la que instó a los estadounidenses a comportarse con responsabilidad.

“Si ustedes se infectan, van a contagiar a alguien más y esa persona va a infectar a otra más”, declaró Fauci.

Texas, uno de los primeros estados que reabrió su economía, suspendió el desconfinamiento iniciado este mes y ordenó cerrar los bares.

En Florida, famosa por su intensa vida nocturna, se prohibió la venta de alcohol en los bares. Las infecciones han aumentado en el estado del sureste hasta superar los 100.000 casos y afectan también a los jóvenes. El promedio de edad de los infectados es ahora de 33 años cuando hace dos meses era de 65.

Los balances se agravan también en América Latina, donde se han registrado más de 107.000 fallecidos y 2,3 millones de casos, y el pico de la pandemia no llega.

En Brasil, segundo país del mundo más enlutado por la pandemia después de Estados Unidos, el coronavirus ha causado casi 56.000 muertes y 1,27 millones de contagios, según datos oficiales.

El avance de la epidemia llevó al gobierno argentino a endurecer las medidas de cuarentena impuestas en Buenos Aires y su periferia entre el 1 y el 17 de julio.

“Vamos a volver a cerrar en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) para que la circulación disminuya drásticamente, para reducir contagios y la demanda de camas” en hospitales, dijo el presidente Alberto Fernández.

El país sudamericano se acerca a los 1.200 muertos por coronavirus y suma 55.330 casos.

En tanto en Perú, con 33 millones de habitantes y segundo país con más casos -unos 270.000- en América Latina, el gobierno anunció este viernes que pondrá fin a la cuarentena nacional para reactivar la economía. Desde el martes, el confinamiento se determinará por regiones y Lima quedará exenta.

Los fallecidos ya superan los 25.000 en México, donde el ministro de Hacienda, Arturo Herrera, dio positivo por coronavirus tres días después de haberse reunido con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

– Europa teme segunda ola –

Pocos son los países que se libran de esta pandemia. La Organización Panamericana de la Salud (OPS) previó que los brotes de covid-19 serán recurrente en el continente americano en los próximos dos años y habrá que prepararse para “una nueva forma de vida”.

El nuevo coronavirus se ha cobrado unas 492.000 vidas en el mundo desde que brotó en diciembre en China y el número de contagiados supera los 9,7 millones, según un conteo de AFP basado en datos oficiales, pero las cifras reales podrían ser mucho más elevadas.

En Europa, playas y terrazas están atestadas tras meses de confinamiento; los aeropuertos empiezan a recibir aviones, y los niños han vuelto a la escuela en algunos países.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió de un aumento de los contagios en el Viejo Continente, donde la covid-19 mató ya a 195.000 personas y donde podría haber una segunda ola.

Este viernes en Ucrania se registraron más de 1.100 casos, un récord diario, que obligó al gobierno a preparar nuevos hospitales para una emergencia sanitaria.

En España, aparecieron al menos 250 casos en el noreste, en una empresa frutícola que cerró, lo que obligó a reimponer restricciones.

En Italia, donde han muerto 35.000 personas por coronavirus, fue detectado un foco de más de 40 contagios en el sur y las autoridades temen que haya una segunda ola por la falta de cuidado de muchos ciudadanos.

– Un ciego que no quiere tocar –

En todo el mundo, los efectos de la pandemia son múltiples e inesperados.

La pandemia obligó a posponer a 2021 las ediciones 2020 de las fases finales de la Copa Davis y de la Fed Cup previstas para noviembre.

En Sudáfrica un padre de familia ciego asegura que ya no se atreve a mendigar en las calles porque sus “ojos son las manos” y es peligroso tocar todo.

En Australia, el miedo a un rebrote provocó pánico y la gente corrió a los supermercados, donde tuvo que ser racionado el papel higiénico.

En Bolivia, se investiga una posible corrupción en la compra de respiradores a China.

Mientras India, que alcanzó un récord diario de infecciones, superó los 500.000 casos confirmados de covid-19 aunque aún faltan varias semanas para que la pandemia llegue al punto crítico de contagios en ese país.

(AFP)

Comentarios