Ana Guevara dice que no sabe de denuncia en su contra

La funcionaria alega que siempre se ha apegado a la legalidad; los denunciantes primero presentaron una querella en Veracruz y ayer la levantaron en la FGR

- Publicidad -

Ana Guevara, directora de la Conade, rechazó a través de un escueto comunicado esta tarde incurrir en actividades ilícitas como funcionaria y dijo que hasta el momento no ha sido notificada de ninguna denuncia en su contra.

Este miércoles la medallista olímpica fue denunciada por extorsión ante la Fiscalía General de la República, por parte de la empresa de alimentos veracruzana CIMCSA, la acusan de pedirle sobornos para la asignación de un contrato para hacerse cargo de los comedores de la dependencia que atienden a los deportistas y entrenadores en el periodo de agosto a diciembre del año pasado.

Previamente, la empresa la había denunciado en la procuraduría de Veracruz.

Además, la acusan de no solo solicitarles dinero para hacer el trato sino también de requerir un porcentaje del monto del contrato.

En la denuncia también se señala a Sergio Monroy, subdirector general de la dependencia quien fue señalado por la revista Proceso de ser el principal orquestador de la trama de irregularidades financieras y administrativas en la dependencia y a Armida Ramírez Corral, amiga cercana de Guevara.

Este miércoles, más temprano, la Comisión de Deporte de la Cámara de Diputados acordó citar a comparecer a la sonorense para que explicara cómo ha solventado las observaciones que le hizo la Secretaría de la Función Pública tras auditorías al primer semestre de 2019.

Tras 35 días de que la Fiscalía veracruzana fuera incapaz de dar vista a la FGR de la denuncia, este miércoles los quejosos decidieron acudir a la dependencia encabezada por Alejandro Gertz Manero.

Documentos en poder de El Financiero confirman y muestran cómo una red de funcionarios de la Conade y la operadora externa Armida Ramírez, planearon y ejecutaron la adjudicación directa de un contrato por 16.9 millones de pesos, a cambio de un pago de 15 por ciento del valor total.

Para hacerla efectiva, se simuló una licitación en la que participaron tres empresas del mismo grupo ganador, se preparó documentación de la supuesta licitación donde se falsificaron firmas de los empresarios afectados para poder garantizar los trámites de manera urgente.

La empresa detalla ante la FGR cómo a través de grupos de WhatsApp, notas de voz, fotografías, videos y documentos, participaron los distintos funcionarios y Armida Ramírez quien incluso les solicita que “desde ahora pueden llamarme Naerobi, de la Casa de Papel. Me siento como Leonardo Di Caprio en la película que falsificaba pasaportes y firmas. Si yo sí estudié. ¿En qué momento me convertí en esto?”, dice la operadora política.

(Con información de Reforma y El Financiero)

Comentarios