AMLO no quiere debatir en intercampañas… ¿Le barre?

Mientras Meade y Anaya lo desafían, el tabasqueño asegura que solo participará en los encuentros organizados por el INE durante las campañas, pues sus contrincantes solo quieren aprovechar los foros para “echarle montón”.

- Publicidad -

Luego de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) determinara que los candidatos pueden participar en debates de radio y televisión en el periodo de intercampaña, Andrés Manuel López Obrador, de la coalición Juntos Haremos Historia, dijo que solo asistirá a los encuentros organizados por el INE.

El morenista ha sido desafiado por Ricardo Anaya, de la coalición Por México Al Frente, y por el abanderado del tricolor José Antonio Meade, para discutir ideas y propuestas.

“Yo quiero retar formalmente a un debate a Andrés Manuel López Obrador… vamos a ver si el señor tiene ideas, valor y pantalones para enfrentarnos en un debate”, expresó Anaya este domingo, luego de presentar su solicitud de registro ante el Instituto Nacional Electoral (INE).

Por su parte,  El exsecretario de Hacienda, José Antonio Meade, consideró que tras el fallo del Tribunal Electoral, que revocó la prohibición de debates establecida por el INE, ya no hay pretextos para evitar la confrontación de las ideas entre quienes aspiran a llegar a Los Pinos.

“El Tribunal Electoral nos dio ya luz verde para debatir en este periodo de intercampañas. Ya no hay pretextos López Obrador ¡Éntrale!”, escribió el abanderado presidencial del PRI, en su cuenta de Twitter.

Sin embargo, el morenista advirtió que Ricardo Anaya y José Antonio Meade quieren aprovechar la exposición en medios para atacarlo y tratar de remontar su desventaja en las encuestas.

“Nos van a querer dañar, van a querer echarnos montón, porque piensan que así van ellos a remontar su desventaja”, dijo el tabasqueño en entrevista con medios.

Además, el abanderado presidencial de la coalición Morena-PT-PES recalcó que Meade y Anaya pueden ir sin problema a debatir en los medios, pues están muy atrás en las preferencias.

Sin afán de presumir, según él, su candidatura ya está con cerca de 20 puntos de ventaja en las preferencias del electorado.

También, acusó al Tribunal Electoral de estar al servicio del PRI y de Meade, pues fueron ellos quienes impugnaron la prohibición de participar en debates en medios que había establecido el INE.

Lo cierto es que no es la primera vez, en el historial de candidaturas presidenciales de El Peje, que no quiere participar en los encuentros.

Por ejemplo, en 2006 no asistió al primer debate de candidatos presidenciales celebrado el 25 de abril y argumentó, por una parte, que era su estrategia de campaña y, por otra, que era una estrategia mediática para presentarlo como “el perdedor”.

Incluso, ha coincidido que El Peje argumenta que hay favoritismo en los medios por los otros candidatos.

Que no olvide que esas faltas, le han restado puntos y sus ventajas se han desplomado a partir de este tipo de decisiones.

Comentarios